Cinco maneras de llevar un vestido negro

  • Es uno de los básicos que toda mujer debe de tener en su guardarropa. La combinación que se puede realizar con el mismo es infinita y logra una buena imagen.

    Compartir:

    El éxito del clásico vestido negro radica en su versatilidad. Lo podés usar en innumerables ocasiones con solo un cambio de tus accesorios y calzados. Además el color ayuda no solo a estilizar tu figura sino que sugiere sofisticación, sensualidad y seguridad.

    Desde que Coco Chanel lo promovió en los años 20, se convirtió en un básico a toda prueba. El color no distingue de clases sociales, gustos, o edad, ya que todo depende de cómo lo acompañes para que éste hable de tu personalidad y estilo.

    Color. Recordá que para lucirlo de manera armoniosa debes de contrastar el color con otro un tanto más llamativo. El rojo podés usarlo para darle el factor sorpresa a la prenda.

    Accesorios. Podés usar los aros o collares que vayan con tu personalidad. pero atrévete a usar las que son piezas extraordinarias. Eso sí, es muy importante que no uses las dos cosas al mismo tiempo, porque te verías muy recargada.

    Calzados. Optá siempre por zapatos de color rojo, animal print o rosa pastel para un look más coqueto o nude para lucir profesional pero chic.

    Cabello. Llevar accesorios en el cabello son otra manera de aumentar la elegancia a un simple vestido. Podés usar las diademas estilizadas, unos pasadores bien elegantes y sencillos, pero recordá evitarlos si ya usas colores fuertes dentro del conjunto.

    Te dejamos cinco opciones de cómo podés lucir ese vestido negro que tanto te gusta.

     

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: