Un loro en casa

  • Si bien las aves nacieron para volar, también están las que son utilizadas como mascotas dentro de los hogares, es por eso que el cuidado que les demos debe ser con amor y responsabilidad.

    Compartir:

     

     

    Cuando hablamos de aves, existen millones de especies, pero en esta nota trataremos los cuidados que necesitan aquellas que tenemos en casa, y que son parte de la familia.

    Son varias las enfermedades que pueden contraer éste tipo de aves, por lo que es necesario eliminar los parásitos que pudieran estar afectando al loro.

    Los consejos que necesitas saber ayudarán a cuidar la salud de tu loro y darle una mejor calidad de vida:

    • Limpiar la jaula de manera frecuente, limpiandola de 2 a 4 veces ( dependiendo de lo que ensucie el loro ) a la semana.
    • Retirar la bandeja de excrementos y alimentos derramados todos los días, (dependiendo de la dieta que se de a nuestro loro y teniendo en cuenta que se le facilitará fruta y verdura lo aconsejable es todos los días ).
    • Cuando pongas alimentos blandos a disposición del loro, tenés que retirársela antes de que se oxiden y no dar lugar a dejársela mas de medio día a su disposición sin cambiarla.
    • Cada vez que retirás los comederos y bebederos, limpialos sin dejar restos y secalos correctamente. Una vez secos los volvés a llenar.
    • Consultá con el veterinario acerca de algún insecticida para aves que suelen vender en las tiendas de animales, para evitar ácaros u otros agentes patógenos que puedan atacar al loro.
    • En las tiendas también podés encontrar arena para las bandejas ( que venden en tiendas de mascotas ) donde van a caer la comida desprendida y excrementos, de esta manera es un poco más rápido la limpieza puesto que la arena ( que son mini piedrecitas ) evita el mal olor.
    • Aproximadamente dos o tres veces al año una desinfección total de la jaula, la debes limpiar a fondo, perchas, juguetes, desmontar las piezas que se puedan y limpiarla con conciencia y previa consulta al veterinario sobre los productos de limpieza que puedas utilizar y una vez terminada la limpieza asegúrate de que no queden restos de productos que puedan perjudicar a tu mascota.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: