Las mascotas y el clima

  • El cambio de clima que se sufre en todas las temporadas, no solo causa resfríos en las personas, sino que los animales también se ven afectados. Ayudá a tu mascota a que sobreviva ante los repentinos cambios del tiempo.

    Compartir:

     

    Muchas personas piensan que los felinos y los caninos pueden sobrevivir al clima, ya sea en tiempo de verano, o en invierno. La verdad es que ellos sienten igual, o mucho más, que los humanos.

    ¿Cómo protegerlos ante el cambio del clima?

    – Cuidá su alimentación: es imprescindible para evitar cualquier enfermedad. El organismo de los animales es igual al de las personas. Sin una buena base de alimentación se enferman. Proporcionale el mayor aporte de calorías y nutrientes con alimentos balanceados.

    Los animales que están mucho tiempo al aire libre, como los perros guardianes, requieren de una alimentación reforzada, ya que necesitan de una cantidad mayor de energía. La misma vida al aire libre les origina esta necesidad. Aún cuando la temperatura es muy reducida, es imprescindible que la mascota tenga agua limpia y fresca para beber.

    – Ejercicios: no descuides la rutina de entrenamiento, los perros que viven en departamentos tienen que ser paseados diariamente. En el caso de que suba o baje demasiado de peso, se puede intentar aumentar o reducir la cantidad de alimento que se le brinda. Si sigue con alguno de estos problemas, entonces el veterinario debe tomar alguna decisión.

    – Abrigalos a la hora de dormir: si una mascota está fuera de casa, ya sea en el patio, o en el jardín por la noche, debe tener un lugar donde protegerse. Aislá al perro de la humedad del suelo. Utilizá como base una tarima, o algún material que evite tocar la tierra. Cuidá que las casillas de perros no tengan goteras. El agua que entra por la noche puede ocasionar enfriamientos.

    Perros en verano:

    La web Eukanuba de Argentina dice que en épocas de verano, los perros si se los deja actuar por sí solos son lo suficientemente inteligentes como para buscar un lugar frío para recostarse. Por ello:

    • Dejá que se recueste en el pasto. Estará mejor que en su cucha.
    • Mantené largo su pelo. Le permitirá aislar el calor.
    • Proporcioná a tu mascota una pileta para bebés. Y en épocas de mucho calor, agregá cubitos de hielo a ésta para mayor diversión.
    • Dejá al perro en casa cuando salís a trotar.
    • Olvidate de los viajes en automóvil. Incluso con las ventanillas abiertas, el interior de tu vehiculo puede alcanzar los 130 grados en menos de 30 minutos.
    • Proporcionale siempre agua fresca.

    Los síntomas de un golpe de calor incluyen:

    • Respiración más rápida de lo normal
    • Temblores
    • Debilidad muscular
    • Vómitos
    • Desmayos

    Para revivirlo, mojá al animal con agua fresca (no fría), colocalo en un lugar en donde haya brisa y una vez que se haya recuperado, llevalo de inmediato al veterinario.

    Es importante tener en cuenta que tanto los gatos como los perros utilizan su propio pelaje para protegerse del frío o del calor en verano. Pero, por su bien y el de la familia, evitá que sufra algunos de estos inconvenientes.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: