Cuándo tu mascota es un ave…

  • A lo largo de los años, las aves se convirtieron en las compañías preferidas por los humanos, en esta nota te contamos por qué…

    Compartir:

     

    Tener como mascotas aves tiene su lado positivo y negativo. El polvo, las plumas o la caspa de un pájaro son las cosas negativas, tanto para el ambiente como para las personas que están cerca.

    La calidad del aire debe ser buena para que el ambiente se mantenga seco y sano.

    Es importante que cuando nacen las aves sean criadas con sus padres, ya que estos les darán alimentos por la boca, pasándoles las defensas necesarias y les protegerán los primeros días.

    El desarrollo se debe realizar en los nidos, de esta manera, conseguiremos primero que tengan los huevos dentro de los nidos, y luego se resguardarán dentro y serán alimentados por sus padres, así menciona la  web lacuarta.com.

    Por qué elegir un ave como mascota

    1. Son relativamente fáciles de cuidar, puesto que al habitar dentro de una jaula los peligros se reducen.

    2. El espacio que ocupan es mínimo y son muy convenientes para personas que viven en departamentos.

    3. Resultan una buena compañía para las personas con movilidad reducida o de la tercera edad.

    4. Son animales naturalmente higiénicos que mantienen una conducta constante de acicalar sus plumas para mantenerlas limpias y brillantes.

    5. Es muy fácil limpiar los restos de comida y heces y, de esta forma, brindarle un hábitat higiénico y confortable.

    6. Desde la perspectiva económica, son baratos de mantener tanto por su alimentación como por los eventuales cuidados veterinarios que requiere.

    7. La belleza de su plumaje y, en algunos casos de su canto, resulta súper acompañador para quienes viven solos.

    Cuidados

    – Ubique la jaula en un lugar sin corriente de aire.

    – La jaula debe tener un recipiente grande para el agua, la que debe ser cambiada diariamente, y otro más pequeño para el alimento.

    – Ojalá también cuente con un columpio u otro artefacto para que se entretenga.

    – De noche lo ideal es que la jaula quede al interior del hogar o, de lo contrario, debe cubrírsela con un paño.

    – Hay que evitar provocarles situaciones de estrés, ya sea con ruidos molestos o a través del movimiento excesivo de su jaula.

     

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): , ,

    Más notas: