Cómo criar a más de un perro

  • Cuando una persona tiene varios perros en la casa, varias son las dificultades que se presentan, sobre todo cuando el grupo de canes no hay claro un lider.

    Compartir:

    ¿Tenés más de un perro en casa o pensas adoptar uno más? Con un poco de planificación, podrás fácilmente garantizar la tranquilidad y felicidad de todos los canes. Prestá atención a los siguientes consejos que brinda el portal El encantador de perros.

    • Entrena a cada perro por separado. Cuándo están juntos los perros, se te puede complicar mucho educar a cada perro por separado. Si uno de los perros en el grupo es inquieto en particular y crees que no puedes con él, valora la idea de inscribirlo en una clase básica de obediencia. Además, los perros juntos suelen desarrollar malas costumbres, por ejemplo, correr para la puerta cuando suena el timbre de la casa todos a una, enséñales individualmente que no lo haga. Por ejemplo, haz que se siente y espere cerca de la puerta cuando llegue el invitado. Si los perros se entrenan individualmente, será más fácil controlarlos en grupo.

    • Enséñale maneras básicas. Como hemos comentado, entrena a cada perro por separado para que entienda tus ordenes (siéntate, bája, pára). Ya que obedecen, establece las “reglas” de la casa para que se vuelva más tranquila la rutina diaria. Por ejemplo, cuando es la hora de comer, cada perro debería permanecer sentado y esperar a recibir su comida, o cuando llega la hora para salir a dar una vuelta, cada perro debería permanecer sentado hasta que tenga puesta su correa. Estas reglas suenan fáciles, pero si lo haces todo a la vez con todos los perros el trabajo de educar se complica. Los perros aprenderán que tienen que actuar de cierta manera antes de ganarse un premio. Los momentos caóticos como los de la comida y de los paseos se volverá menos estresantes.

    • Protege a tu perro viejo. ¿Tenés un perro de mayor edad que se irrita con los perros más jóvenes y enérgicos? Dedícale tiempo al perro viejo para que descanse durante el día separado del perro o perros jóvenes y asegúrate que reservas tiempo especial para los dos, sólo para vos y tu perro adulto.

    • Administra lo mejor posible. Trata de resolver los problemas con soluciones inmediatas y sencillas. Por ejemplo, si dos perros están gruñendo uno al otro para obtener un plato de comida, dales de comer en cuartos separados. Si un hueso de cuero está causando que los perros se peleen, no tengas los huesos con ellos cuando estén juntos. Cuando salen juntos los perros a caminar, y uno de ellos está constantemente ladrando a los otros perros, debería pasear al perro “problemático” solo.

    • Las peleas son esperadas. Los perros, como la gente, se pueden disgustar cuando conviven juntos. Aunque una pequeña pelea ocasional puede ser normal, estáte tento a estas señales inequívocas de que algo grave se está gestando:
    – Si uno de los perros está dañando gravemente a otro perro (heridas profundas, lesiones) consulta inmediatamente a un veterinario o un especialista de comportamiento de animales. Si las heridas son graves, hay que pensar en buscarle una nueva casa a uno de los perros.
    – Si dos perros que raramente o nunca se han peleado de repente empiezan a pelear, consulta un especialista de comportamiento de animales y a tu veterinario ya que los problemas médicos pueden ser la causa de cambios repentinos en el comportamiento del perro.

    No es fácil que los perros convivan juntos cuando los roles no están marcados, por eso es importante que remarques desde pequeños que la figura del líder eres tú, y el resto de perros son sumisos, así cada perro tendrá su rol interiorizado y no habrá peleas entre ellos.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: