¿Por qué aparece el moho en la pared?

  • No permitas que avance, dañan muebles y producen alergias.

    Compartir:

     

    A pesar de la limpieza constante en el hogar, estas especies de algodoncitos en la pared igual aparecen, por eso es importante que cuando estés viendo su aparición inicial ya vayas sacándolas por ejemplo las que aparecen alrededor de la ducha, es obligatorio para mantener las condiciones sanitarias en un nivel razonable.

    Es normal encontrar esporas de moho en el aire del interior de una casa y en ciertas superficies como telas, paredes y muebles. La mayoría de las veces las esporas encontradas en el interior provienen de fuentes de afuera. La regular limpieza de la casa ayuda a mantener bajos los niveles de moho.

    Luego de algunos problemas como suelen suceder luego de una pérdida de agua a gran escala, una inundación, o niveles excesivos de humedad en su hogar. El crecimiento en interiores puede provocar un alto nivel de esporas de moho en el aire, lo que puede producir su esparcimiento en zonas adicionales, aumentando la humedad de varias partes de su casa.

    El crecimiento extendido dañará su hogar y sus muebles, alfombras, sofás y armarios. Durante un período de tiempo, no controlado puede incluso instigar un daño estructural en su hogar. Mientras que no existe una forma práctica de eliminarlos en el interior, tener la casa limpia y seca puede prevenir el crecimiento extensivo y los daños que esto acarrea.

    El daño de su hogar y de sus posiciones no es la única razón para preocuparse si bien la mayoría de las personas están expuestas a pequeñas cantidades diariamente sin sufrir daños aparentes, el moho es una condición poco sanitaria que puede provocar riesgos de salud a ciertas personas.

    Los posibles efectos adversos de la salud que pueden causar, alergias, irritaciones, efectos tóxicos, o incluso infecciones, pero las reacciones alérgicas son las más comunes. Los síntomas reportados por personas afectadas incluyen: condiciones respiratorias, respiración dificultosa, falta de aire, estornudos o congestión nasal, irritación ocular o de garganta, dolores de cabeza y fatigas.

    Fuente: www.arquitectura.com.ar

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): , ,

    Más notas: