Eliminá esos malos olores de la casa

  • Consejos para la limpieza diaria del hogar.

    Compartir:

     

    Lo ideal es eliminarlos naturalmente, sin emplear productos químicos y gastando poco dinero. Esos olores siempre están por muchos factores: las ropas acumuladas en la canasta de ropas, los zapatos de los chicos, el olor propio de la cocina y para completar la ronda; la mascota, un integrante de la familia que no podemos dejar afuera.

    Cuando recibimos visitas inesperadas, nos gusta que la casa huela bien, pero muchas veces esto no es posible por los motivos ya mencionados. Entonces nuestra visita se retira con una impresión que no es lo que queríamos generar.

    ¿Cómo luchar contra los malos olores? A continuación los tips

    Primer punto de partida: la cocina

    • Limpiá las manchas de los cajones, estantes de tu heladera usando un bol de bicarbonato de sodio mezclado con unas gotas de detergente. Otra manera es dejando un recipiente con bicarbonato dentro pero sin comida alguna. Recordá hacerlo cada tres meses.
    • En cuanto al basurero, procura tenerlo siempre con la tapa puesta y reemplaza la bolsa apenas se llene porque los desechos despiden olores muy desagradables sobre todo durante el verano.
    • Si no tenés a mano un desodorante de ambiente o simplemente no queda por mucho tiempo el que ya usas, herví agua y colocá un poco de canela o esencia de vainilla, tendrás un aroma riquísimo.
    • También podés usar la canela para evitar que entren las hormigas, esparcí un poco debajo de las puertas, es una barrera contra esos insectos y además perfumarás tu cocina.

    Living: El lugar de las visitas

    La sala es el lugar de las visitas, dentro de ella las personas que vienen a compartir un momento con nosotros está pendiente de nuestras muebles, fotos, recuerdos y lo más importante si huele bien.

    • Primeramente, abrí las ventanas para renovar el aire de tu hogar. Una vez ventilado el ambiente podés preparar un ambientador con tus propias manos mezclando dos tazas de agua con 10 gotas de aceite esencial de eucalipto o de lavanda y mediante el uso de un rociador, pulveriza las cortinas y los sofás para quitarles el mal olor.

    ¡Y a disfrutar de un hogar limpio y acogedor!
    Fuente: www.imujer.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: