Claves para cultivar plantas aromáticas

  • Las usamos para condimentar, purificar y embellecer la casa, es por eso que te dejamos algunos consejos para armar tu propia huerta.

    Compartir:

    Las plantas aromáticas le dan color a nuestra casa, pero también aromatizan el ambiente y quedan perfectas en los platos, además de ayudarnos con infusiones medicinales.

    Foto: Entremujeres

    Cultivarlas es fácil, solo necesitamos tener en cuenta algunas cuestiones prácticas para lograr buenas aromáticas.

    Las variedades que podemos cultivar en el hogar son muchas:

    • albahaca
    • cilantro
    • eneldo
    • cebollita
    • menta
    • perejil
    • salvia
    • tomillo
    • romero
    • jengibre

    Tomillo. Foto: ElBlogVerde.com

    A la mesa las podemos llevar de varias maneras: frescas o secas van a realzar el sabor de las comidas y pueden transformar cualquier plato. Secas tienen un sabor más intenso y las podemos conservar por más tiempo.

    Consejos para que sobrevivan por más tiempo:

    Luz: Unas seis horas como mínimo  de luz son necesarias para un buen crecimiento.

    Agua: Un buen drenaje es indispensable para el buen desarrollo de las raíces. Para eso debemos asegurarnos que las macetas cuenten con agujeros en la base.

    Tierra: El sustrato preferido para estas variedades es el compuesto por tierra negra, compost y vermiculita. Al plantar en macetas debemos tener en cuenta que el sustrato, al ser un volumen limitado y pequeño, se seca antes, y este factor aumenta cuanto menor es el volumen de las macetas. Siempre es preferible optar por una maceta más grande y plantar varias especies en ella. Al tener más volumen de sustrato el agua tarda más en evaporarse.

    Menta. Foto: Ecoterapeuta

    ¿Cómo plantar?

    Combinando plantas altas con rastreras (como tomillo, que es bajito y crece a lo ancho, con romero, que crece a lo alto) podemos llegar a cubrir toda la superficie de la maceta, impidiendo que los rayos de sol incidan directamente y conservando mejor la humedad y temperatura del suelo. Estos policultivos suelen confundir a las plagas, dificultándoles encontrar su cultivo favorito.

    Las asociaciones óptimas son menta, jengibre y albahaca; albahaca y orégano; perejil y orégano o romero; tomillo y salvia.

    Otra idea para organizar las aromáticas es combinarlas por necesidad de riego, esto facilita muchísimo el trabajo, y ninguna planta sufrirá los problemas de falta o exceso de agua.

    Salvia.

    Las que tienen menor exigencia de agua son romero, tomillo y salvia. Las más exigentes son albahaca, perejil, cilantro y menta.

    Las aromáticas pueden vivir en el interior como en el exterior si cumplen con las condiciones mencionadas, pero se debe tener en cuenta que no toleran a las bajas temperaturas, así que es mejor protegerlas en el invierno cubriéndolas o en el interior de la casa.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: