Boca de dragón: cómo cuidarla

  • Vienen de diversos tamaños y colores que los podes plantar en tu jardín.

    Compartir:

     

    Las bocas de dragón son una opción excelente para dar un color estacional y barato al paisaje del jardín y florecerán durante meses cuando se conservan adecuadamente.

    Las flores de boca de dragón son radiantementes y coloridas (antirrhinum majus). Tanto si se cultivan en macetas como si lo hacen en la tierra, las bocas de dragón añaden color y altura a un jardín. Una planta anual que se cultiva por sus espirales de flores ricamente coloridas, las bocas de dragón vienen en una variedad de tamaños y colores.

     Cómo cuidarlas

    • Coloca las plantas de boca de dragón en macetas o en la tierra del jardín para que reciban la luz directa del sol. Aún cuando las bocas de dragón toleran un poco de sombra, florecerán más copiosa y abundantemente cuando crecen a pleno sol. Demasiada sombrea también motiva problemas de enfermedades con el moho y los hongos. Planta las bocas de dragón en un lugar con tanto sol como puedas. Necesitan recibir al menos cinco horas de luz del sol directa o todo un día de luz moteada debajo de los árboles.
    • Proporciona una amplia circulación de aire para las plantas de boca de dragón. Coloca cada planta de tal forma que tenga al menos un diámetro en círculo de 6 pulgadas de espacio abierto alrededor de su tallo. Deja al menos 6 pulgadas de suelo descubierto entre las paredes y las plantas.
    • Planta las bocas de dragón en una tierra rica en materia orgánica abonada. Mezcla el abono con la tierra a varias pulgadas de profundidad. Haz agujeros pequeños en el suelo del tamaño de los terrones en las plantas de boca de dragón. Vierte en el agujero una cucharada sopera llena de fertilizante granular para flores, mézclalo ligeramente, coloca la planta de boca de dragón en el agujero y rellénalo de tierra. Mantén la tierra uniformemente húmeda durante la primera semana después de la plantación pero no inundada.
    • Poda las plantas de boca de dragón ligera y ocasionalmente. Quita las espigas de flor secas. Utiliza la tijera de podar para recortar el tallo de la espiga de la flor justo por encima del ramaje sano y verde de abajo. Recorta el tallo de la flor de atrás por debajo de cualquier hoja seca o amarilla o amarillenta que pudiera crecer por debajo de las flores. La poda diligente de las flores secas estimula el crecimiento de más espigas de flor. Poda de la forma que se ha descrito para prolongar la vida de floración de la planta hasta la época de crecimiento.
    • Quita toda la planta de boca de dragón al final de la época de crecimiento cuando comience el clima más frío o el otoño. Las plantas empezarán a parecer raídas y cesará la producción de flor. Agarra las plantas por los tallos y empuja suavemente para sacarlas de la tierra. Las raíces y las partes más pequeñas de los restos de la planta dejados atrás pueden ser arados en la tierra para obtener una reforma orgánica positiva.

     

    ehowenespanol

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: