Almacenamiento de frutas y verduras

  • Tal vez el manipular diariamente los alimentos nos lleve a pensar que sólo estemos atentos a las carnes, el pescado y no prestemos atención a las frutas y verduras que requieren también especial atención.

    Compartir:

     

    Una serie de recomendaciones que necesitas saber el sitio Mujer Hoy los expone para conocer en detalle cómo debemos de manipular los alimentos para evitar cualquier proliferación de bacterias que puedan dañar nuestro organismo.

    Tené en cuenta:

    Cuando vayas al mercado a comprar…

    Comprá fruta y verdura en buen estado, sin golpes de ningún tipo. Cuando compres alimentos cortados como bolsas de ensalada o verdura de hoja verde, o bien sandías, melones o piñas, comprobá que están refrigerados. Al llevar la compra a casa, es importante que la verdura y la fruta vayan en diferentes bolsas que las carnes y pescados.

    Al almacenar…

    Que la heladera esté limpia antes de guardar la fruta y verdura es fundamental. Hay que mantener las frutas y verduras en compartimentos distintos del de otros alimentos crudos, como la carne y el pescado.

    Al manipular…

    Las tablas de cortar son almacenes de gérmenes si se utilizan para diferentes propósitos. Nunca emplees tablas de madera para cortar alimentos crudos y luego preparar frutas y verduras que no necesitan cocción. Si empleas tablas de otros materiales, como plástico o vidrio, es importante que las laves en el lavaplatos después de cada uso…

    Lavar la fruta y la verdura es fundamental, pero tampoco hay que exagerar en ello. La recomendación es lavarse las manos antes y después de manipular estos alimentos con agua caliente y jabón. Una vez retirada la fruta , hay que lavar las piezas bajo el grifo de agua antes de su consumo, bien sea en crudo o cocinado. No es imprescindible echar jabón o detergente, ni tampoco productos comerciales ni lejía o vinagre. Sólo un lavado riguroso con el agua corriendo… Es imprescindible lavar la fruta, incluso aunque se vaya a pelar (tanto si es una pera o una manzana, como si se trata de una naranja). Al manipular la fruta con las manos, podemos llevarnos en ellas o en los utensilios utilizados (cuchillos, peladores) microbios indeseados…

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: