Reproche al acoso laboral

  • Una investigación avala entre el 40 % y el 50 % de las mujeres en países de la Unión Europea soportan todo tipo de insinuaciones sexuales y contacto físico indeseado en el trabajo.

    Compartir:

     

    Mediante la investigación realizada sobre la violencia laboral que sufren las mujeres paraguayas por parte de  la Secretaría de la Función Pública quien llevó a cabo un estudio en el año 2010 se ha revelado que el 10,5% de las personas entrevistadas conocían algún caso de acoso sexual dentro de las instituciones donde estaban trabajando y que el 63,5% de éstos provenía de algún cargo superior en la jerarquía.

    En cuanto a la realización de denuncia por parte de las personas que sufrieron acoso sexual, la misma encuesta mostró que 48.5% de las mujeres no denunciaron mientras que 45.4% de ellas sí lo hicieron. La mayor parte de las personas que no denunciaron manifestaron que no lo hicieron por temor a perder el trabajo.

    Esta investigación fue hecha por las investigadoras Tannya Mongelós y Leticia Alcaraz de la Fundación CIRD con fondos de CONACYT.

    El trabajo trata sobre una experiencia muy común para muchas mujeres trabajadoras: la violencia de género en el empleo y dos fenómenos a través de los cuales se manifiesta, el acoso sexual y el acoso sexista.

    Según ONU mujeres, el acoso sexual a las mujeres en el trabajo, es una de las prácticas más extendidas alrededor del mundo:
    Entre 40% y el 50% de las mujeres de países dela Unión Europea soportan insinuaciones sexuales o contacto físico indeseados, u otras formas de acoso sexual en el trabajo.

    En Asia, diversos estudios llevados a cabo en Japón, Malasia, Filipinas y Corea del Sur muestran que entre el 30% y el 40% de las mujeres son acosadas sexualmente en el trabajo.

    Por otra parte, el Departamento de Estadísticas de la Policía Nacional no releva casos de acoso sexual o acoso sexual laboral; los datos que allí se recaban están categorizados como coacción sexual y tentativa. En este punto, es importante mencionar que los casos de abuso registrados fueron cometidos principalmente hacia niñas y mujeres. (1296 niñas y mujeres vs. 125 varones entre 2010 y 2012).

    El enfoque utilizado se enmarca dentro de la investigación-acción y la metodología contempla la realización de entrevistas semi-estructuradas con jóvenes mujeres de entre 18 y 29 años. Entre los resultados preliminares se destaca la gran invisibilidad que tiene este tema en las políticas públicas, además se releva por un lado que es delito que posee alta permisividad social y por otro lado sus consecuencias son múltiples y graves, es esa línea la doctrina jurídica comprende que el acoso sexual es atentado a la igualdad en el empleo, un hecho discriminatorio basado en el sexo que además puede constituirse en un daño a la salud y la seguridad. (Recomendación Nº19, CEDAW)

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: