Mariana Santos, una chica superpoderosa

  • Diseñadora interactiva y dueña de una sonrisa amplia y unos ojos alegres. Su nombre completo es Mariana Moura Santos, es oriunda de Portugal y lidera el proyecto «Chicas Poderosas», que busca incrementar el número de mujeres que trabajan con tecnología en las salas de redacción. Hasta el 2013, fue parte del equipo interactivo del prestigioso periódico inglés The Guardian. Visitó nuestro país, compartió sus conocimientos y su historia con Ella.

    Compartir:

    Fátima Rodríguez/

    farodriguez@sd.com.py

    Con 31 años, Mariana lleva en la cabeza una flor y muchas ideas: trabajar en lo que le gusta, conociendo culturas y lugares diferentes.¡Animar! ¡Animar a las mujeres a animarse a perder el miedo a la tecnología. “En los últimos tres años he estudiado y he trabajado fuera de Portugal. Estuve trabajando en The Guardian, como diseñadora interactiva del equipo interactivo de visualización de datos en Londres, Inglaterra. Después, el año pasado al inicio del 2013 me invitaron a postular para una beca cuyo objetivo es trabajar en el mismo rubro, pero buscando crear equipos multidisciplinarios en periódicos de América latina, intentando mezclar y crear a partir de experiencias con diseñadores, desarrolladores y periodistas en trabajo conjunto”, cuenta.

    Mariana visitó Paraguay invitada en el marco de Futuromedia2014, un evento organizado por la organización Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC) e impartió un taller buscando compartir sus conocimientos.

    En Paraguay, según los datos de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censo, sólo el 21, 8 % de la población paraguaya tiene acceso a internet. En cuanto a lo que se refiere a las mujeres específicamente, del grupo de edad de 10 años y más, unas 2.685.682 mujeres consultadas en la Encuesta Permanente de Hogares del 2011 sobre la utilización de internet el 24,5 % manifiesta que utilizó y el 75, 5% que “no utilizó”. Pese a los números, Mariana es optimista:

    -¿Cómo fue que iniciaste esta serie de talleres?

    -Una de mis ideas, que hubiera más chicas trabajando en tecnología en la parte de desarrollo en salas de prensa. No necesariamente hacer puros códigos, pero hacer diseño, hacer manejo de proyecto, de productos, etc. Estar involucrada en todo lo que las tecnologías nos permitan. Entre 180 desarrolladores en The Guardian, nosotros eramos 4 chicas en el departamento. Así que no hay mucho equilibrio, pero las chicas y los chicos también podrían disfrutar de un ambiente de trabajo más homogéneo con más chicas.

    Entonces, fue ese mi proyecto: Trabajar en América Latina para una mayor visualización de datos. Crear más visualización de datos, especialmente en América donde hay tanta herencia visual, porque no se combinan diseñadores con periodistas y se involucran con tecnología. El futuro del periodismo es digital, queramos o no. Más lento o más rápidamente, va a ser digital en el futuro. Entonces, se trata de dos ideas, hacer más visualización de datos y promover la participación de más chicas en los procesos de creación de contenidos.


    -¿De qué se trata Chicas Poderosas?

    Chicas Poderosas es un poquito lo que pasó conmigo cuando ingresé a trabajar en The Guardian. Yo tenía un jefe que me sirvió de mentor, que me enseñó todo, que dedicó su tiempo a entrenar y a capacitarme para que yo pudiera responder mejor a las necesidades del equipo. Yo estoy extremadamente agradecida y lo que quiero es, justamente, reproducir esa acción. Traer más mentores a América Latina para enseñar cómo se hace visualización de datos: visualización, screapping de datos, organización de datos, limpieza, cómo hacer una narrativa a través de los datos, etc. Es decir, todo el proceso de creación. Traer mentores para entrenar a chicas pero también a chicos, porque el proyecto no es unicamente para chicas. La idea es crear equipos multidisciplinarios: sean periodistas, o diseñadores o ilustradores o geógrafos, sea lo que fuera que puedan trabajar juntos para lograr un proyecto común a todos.

    -¿Por qué se necesitan más mujeres en una redacción?

    -Yo tuve una experiencia propia: Trabajar con puros hombres es muy interesante, pero llega un momento en que se necesita de la actitud femenina: multitasking, capacidad de hacer varios proyectos en paralelo, manejar gente, manejar personas, manejar emociones. Principalmente trabajar con Dead Lne, con tiempos muy cortos, manejar las emociones y no perder la calma en momentos de estrés, saber tener los pies en el suelo e ir con calma…En todo mi trabajo, he notado que las mujeres somos muy buenas haciendo eso. A veces, cuando trabajamos con puros hombres, acabamos teniendo una visión masculina, pero si nuestra audiencia es masculina y femenina, tendremos de tener un poquito de ambos en el momento de la producción de contenido.


    -¿Cómo la tecnología puede ayudar a mujeres en situación menos favorecida económicamente?

    -Yo pienso que la Internet es muy democrática, permite a la gente tener el acceso y comunicarse. Hay que entrenarse, hay que ponerle tiempo en la práctica, pero todo se trata de querer aprender, hoy en día hay muchos tutoriales. Ya no es cosa de “yo no sé hacer”. Sí queremos hacerlo, existen diversos programas y ayudas de capacitación. A veces, las clases presenciales resultan más complejos que los vídeos tutoriales, pero igual, el internet y las herramientas online posibilitan que las personas tengan las mismas posibilidades de acceso a la información.

    Las mujeres tienen posibilidades para aprovechar lo virtual igual que los hombres. Normalmente, las mujeres no se apuntan tanto en tecnología, dicen que es una cuestión más de hombre, pero tenemos que romper eso y decir: nosotras primero. Esto es para mí y yo estoy interesada en aprender.

    -¿Tuviste buenas experiencias con mujeres en el ámbito de la tecnología?

    -Sí; gracias a Dios, en un año he hecho diez eventos de Chicas Poderosas en toda América latina, trabajando con redacciones, algunas más que otras desarrolladas a nivel online. Algunas inclusive con muy poquito acceso a las tecnologías como en algunos estados de México y nos juntamos ahí, todos compartiendo experiencia. Algunas personas quizá tengan menos acceso a tecnologías, pero experiencia de calle. Mezclar la experiencia de calle y la experiencia técnica es súper enriquecedor y tener la posibilidad de trabajar con gente de otras mentalidades es una experiencia enriquecedora para todos.

    Hasta hoy, mismo en las salas donde hay menor acceso a tecnologías, se ve que hay muchas ganas de aprender. Es increíble estar en el ambiente donde hay voluntad de aprender.

    -¿Qué hay de las mujeres y el acceso a las tecnologías en Paraguay y la animación, que es tu rubro?

    -Conozco poco de Paraguay, conozco a una periodista de aquí, que conocí en Río y sé que que es una persona que está adelante de un periódico y es interesada, capaz y dinámica y participó en el encuentro. Lo que vi en cuanto llegué es que hay mucha expresión artística con los grafitis y justamente una marca de cerveza incluso tiene una publicidad con grafitis. Pienso que a nivel gráfico y a nivel de música, están fuertes por lo poco que pude ver. A nivel periodístico, veo mucho interés..y están en un curso para aprender a hacer animación.

    Este evento está organizado por una mayoría de mujeres, mujeres poderosísimas. Creo que en algún momento, va a haber un clic y América latina va ser un líder en periodismo online. Asunción tienen una cultura visual mucho más grande que en otros sitios que he visitado. A lo mejor, en una ciudad grande los talentos están más dispersos, aquí existe una concentración. Al menos esa es la impresión.

    – ¿Cuáles son las desventajas estructurales que tienen las mujeres a la hora de trabajar con tecnología y animación? Quizá si no exista desventaja si pensamos desde la voluntad, pero a nivel estructural…

    -Bueno que a nivel de animación, no tenemos ninguna desventaja. Yo pienso. A nivel de tecnología pura y hacer código, normalmente en los cursos de ingeniería y desarrollos webs existen muchas más mujeres que se inician, pero no pueden terminar la carrera. Imagina que empiezan 10, pasan once meses y quedan cinco y al final, terminan como una o dos chicas. Porque las mujeres desisten, y esta película se repite en todo el mundo. Las mujeres tienen dificultades con la tecnología: no sé si es paciencia, si es dedicación o es que es un tema mucho más analítico…que sólo interesan a los hombres.

    -…O quizá porque es una carrera que requiere la inversión de mucho tiempo y las mujeres tienen que trabajar.

    -También puede ser una cuestión económica, muchas mujeres tienen que trabajar para los hijos. Ojalá los hombres también! Pero igual, a nivel online o a nivel de tutorial existen muchas formas de aprender. Mismo que una no pueda salir de casa, las mujeres pueden aprender. Bueno, hay que dedicarle tiempo y muchas veces, tiempo también es plata, ¿verdad? Tener tiempo es tener plata.

    -¿Qué le dirías a las mujeres que quieren dedicarse a la tecnología? ¿Se puede hablar de un periodismo online de calidad y sostenible?

    -El tema del periodismo online sostenible es todavía un gran tema que nadie aun tiene la respuesta. Pero a nivel de inversiones, creo que si hay todavía mucha inversión en la versión impresa es porque todavía se consume mucho impreso acá, cosa que no pasa tanto en Europa. Normalmente, la audiencia viene por aparatos móviles y no por impreso. Ya no vienen tantos periódicos impresos, toca imprimir menos, lo que implica más desarrollo y más inversión económica en el periodismo online. Una vez que comienza a subir el consumo de información online, requerirá mayor inversión en la producción de contenidos online.

    -¿Y el periodismo para mujeres?

    -Todavía nunca me tocó trabajar solamente para una audiencia femenina. Siempre me tocó audiencia mixta, pero hay temas de Fashión o de Moda, cosas puntuales que hice, y en lo que tocó situarme yo como mujer.

    -¿Sos feminista?

    -Sí, soy. Quiero que haya las mismas capacidades y oportunidades tanto para hombres como para mujeres. Quiero que la gente, en caso de mujeres, que quieran progresar en sus carreras lo hagan no por ser mujeres ni por ser hombres, sino por sus talentos. Que el factor género no las distinga en momentos de atribuir oportunidades.

    -¿Existe discriminación ?

    -Totalmente, los hombres blancos tienen hoy muchas más posibilidades que las minorías étnicas y las mujeres. Entonces, creo que esto no es nada justo. Si ambos trabajamos lo mismo y nos esforzamos y tenemos las mismas capacidades, por qué, por cuestión de género, no tenemos la mismas oportunidades./ Fotos: gentileza.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: