Shakira y Piqué, con rumores de distanciamiento

  • Sin embargo, pasaron la navidad en familia

    Compartir:

     

    Milan está por cumplir un año y es el protagonista absoluto de las redes sociales de sus padres: Shakira y Piqué. Según la revista Vanitatis, ha vuelto a aparecer junto a su madre en una fotografía que ha publicado el día de Navidad, Gerard Piqué en su perfil de Twitter. Con cara de estar tristes y a punto de echar alguna que otra lágrima, Shakira y el pequeño aparecen en la imagen sin la compañía del futbolista. La imagen, que Piqué ha titulado “mimosos”, ha sido utilizada por él para felicitar las fiestas a sus seguidores: “¡Feliz Navidad a todos!”.

    La ausencia de Piqué en la imagen y el gesto de su pareja y su hijo dejan en el aire la pregunta de si el futbolista pasó la Nochebuena y el día de Navidad con ellos. Sin embargo, sólo unas horas después, Shakira publicaba una fotografía junto al futbolista y su hijos en casa de la abuela de Piqué.

    Hace un par de semanas la revista Vanitatis contó que Shakira y Piqué hacen vida por separado. A pesar de que la distancia entre ellos es evidente, la elección de la colombiana de trasladarse a la Campiña francesa para componer las canciones de su último disco hizo saltar las alarmas, sobre todo cuando la cantante tiene un estudio de grabación en la casa, valorada en 5 millones de euros, que la pareja adquirió el año pasado en Espugles de Llobregat.

    Según este medio, la ausencia de Shakira en la Ciudad Condal ha sido aprovechada por Gerard Piqué para salir de fiesta con un grupo de amigos a una de las discotecas de moda, The Sutton Club. Incluso, una fuente familiar ha confirmado a este medio que “Piqué se lo está pasando bien en Barcelona en ausencia de Shakira”.

    “A pesar de que ambos intentan acallar los rumores sobre un posible distanciamiento entre ellos subiendo fotografías con dedicatorias en sus redes sociales, lo cierto es que esta imagen parece no apaciguar los comentarios sobre su relación”, afirma Vanitatis.es.

     

    Fuente: Vanitatis.es

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: