Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Esta es la razón por la que no bajas de peso

  • Es muy normal estancarte para llegar al peso ideal, si intentaste de todo y no lo conseguís con éxito; vale la pena conocer las 10 principales razones

    Compartir:

    Estoy segura que sabes que una alimentación equilibrada y una buena rutina de ejercicio son dos aspectos esenciales para bajar de peso, pero existen otros factores que influyen en el peso corporal y que muchas veces pasamos desapercibidos. Cuando iniciamos con nuevos hábitos para perder peso es bastante normal perder bastantes kilos con el simple hecho de ajustar nuestra alimentación y estilo de vida, sin embargo esto puede disminuir o detenerse con el tiempo. Si a pesar de los esfuerzos no lograste llegar a tu peso ideal, existen algunas razones bastante comunes que pueden estar influyendo.

    A continuación quiero presentarte las principales razones por las que no bajas peso, según expone el portal La Opinión:

    1. No le das seguimiento a lo que comes

    Cuando se trata de perder peso la conciencia es uno de los aspectos más importantes, la realidad es que muchas personas no tienen idea de cuánto comen a lo largo del día. Especialistas en nutrición coinciden en que un aspecto clave en el control de peso es darle puntual seguimiento a la dieta diaria, está comprobado que las personas que tienen un diario o bitácora pierden peso con mayor facilidad.

    2. No estás consumiendo la suficiente proteína

    Todos los nutrientes son importantes para el óptimo funcionamiento del organismo e intervienen de diversas maneras en la pérdida de peso, sin embargo las proteínas están consideradas como el macronutriente más fundamental para bajar esos kilitos de más. Considerar una ingesta entre el 25-30% del total de las calorías diarias en proteínas puede aumentar el metabolismo entre 80 y 100 calorías por día, de manera automática este simple hecho te hace ingerir cientos de calorías menos. Las proteínas se destacan por su poder saciante por lo que también se reducen drásticamente los antojos y la constante ansiedad por comer, esto se debe a los efectos que tienen las proteínas sobre las hormonas reguladoras del apetito como es el caso de la grelina. Una gran recomendación es considerar un desayuno rico en proteínas, esto es un buen tip para tener menos hambre y antojos a lo largo del día.

    3. Estás consumiendo demasiadas calorías

    Un alto porcentaje de las personas que tienen problemas para perder peso, es por el simple hecho que están comiendo demasiadas calorías. Diversos especialistas en nutrición señalan que es muy normal que la personas subestimen su ingesta de calorías, la recomendación principal es seguir al pie de la letra un plan alimenticio creado por profesionales en el cual se integren porciones y total de calorías.

    4. No estás consumiendo alimentos enteros

    La calidad de los alimentos es igual de importante que las cantidades, asegurar la ingesta de productos saludables mejora el bienestar general y ayuda a regular el apetito. Es por ello que resulta clave basar la dieta en el consumo de alimentos integrales, se destacan por ser mucho más abundantes y ricos en nutrientes que sus equivalentes procesados. Una de las mejores recomendaciones es basar la alimentación en el consumo de abundantes frutas, verduras, granos enteros, semillas, legumbres y frutos secos y evitar a toda costa los alimentos procesados.

    5. Olvidas beber suficiente agua

    Beber agua no sólo es fundamental para el funcionamiento de todos los sistemas que componen el organismo, mantener la correcta hidratación es clave para bajar de peso. Especialistas recomiendan el consumo de 6 a 8 vasos de agua diarios en conjunto con una alimentación equilibrada y actividad física, resulta indispensable para promover el proceso de desintoxicación y controlar la ansiedad por la comida.

    6. No estás haciendo la actividad física adecuada

    Se tiene la creencia que sólo el ejercicio cardiovascular estimula la pérdida de peso y es cierto que gracias a su capacidad de acelerar el ritmo cardíaco tienen muchos beneficios para quemar grasa y bajar esos kilitos de más. Lo que sucede es que limitar el entrenamiento únicamente a estás actividades puede ser un impedimento para llegar al peso ideal, la recomendación de diversos entrenadores profesionales es combinar el cardio con ejercicios de fuerza. Un gran tip es integrar en la rutina un entrenamiento de resistencia como es el caso del levantamiento de pesas, ya que se relaciona con beneficios para mantener la masa muscular y a la vez quemar grasa corporal.

    7. No dormís lo suficiente

    Dormir bien es uno de los aspectos más fundamentales en el bienestar físico, mental, emocional y también resulta clave en la pérdida de peso. Diversos estudios comprueban que dormir mal es uno de los principales factores de riesgo para la obesidad, también los trastornos del sueño influyen en el metabolismo y en la actividad de las hormonas del hambre como es el caso de la leptina y la grelina. Está comprobado que aquellas personas que tienen problemas para dormir, tienen bajos niveles de leptina y tienden a comer más por el aumento en la hormona grelina, responsable de estimular el hambre.

    9. Padeces de algún problema hormonal

    Las hormonas regulan numerosas funciones en el organismo, sufrir un desequilibrio es una de las causas más habituales que impiden la pérdida de peso. Esto se debe a que hay hormonas que influyen directamente en el metabolismo y otros procesos vitales que ayudan a tener un peso sano. En el caso de las mujeres es importante una revisión ginecológica para verificar los niveles hormonales y descartar padecer de Síndrome de ovario poliquístico (SOP), también puede deberse a problemas en la glándula tiroides como es el caso del hipotiroidismo y la resistencia a la insulina. La buena noticia es que a través de una alimentación limpia, se pueden lograr equilibrar los niveles hormonales con éxito.

    10. Siempre estás estresada

    Someter al cuerpo a estados de alto estrés de manera frecuente tiene graves consecuencias en el funcionamiento del organismo, afecta al sistema inmunológico, digestivo e interviene de manera negativa en el rendimiento mental y el estado emocional de las personas. Resulta muy interesante saber que el estrés se relaciona directamente con los problemas de peso, esto se debe a que incrementa los niveles de cortisol y esto puede aumentar el apetito.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios