Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

¡Ejercitá tus manos!

  • 9 movimientos para combatir la osteoartritis.

    Compartir:

    Las manos se encuentran entre las áreas del cuerpo más afectadas por la osteoartritis. Y aunque esta enfermedad de las articulaciones, en ocasiones puede limitar tu capacidad de movimientos, una forma de combatir las molestias que genera es, precisamente, moverlas.

    La osteoartritis es una enfermedad de las articulaciones que afecta al cartílago, ese tejido resbaladizo que cubre los extremos de los huesos y les permite deslizarse suavemente el uno contra el otro y amortiguar los golpes que se producen con el movimiento físico.

    Por ejemplo, para aliviar las molestias en las manos  si tu médico te ha confirmado que tienes osteoartritis–y eso incluye muñecas y dedos- comienza calentando tus manos en agua tibia por unos minutos. Eso te ayudará a disminuir el dolor y te permitirá tener más flexibilidad a la hora de hacer los ejercicios. Luego, presta atención a los siguientes movimientos que deberías practicar a diario:

    1. Cerrá el puño con el dedo pulgar sobre los demás y mantené la mano así de 30 a 60 segundos, luego estira los dedos hasta tener la mano abierta. Repite el ejercicio al menos 4 veces con cada mano.

    2.  Apoyá la mano sobre la mesa, primero relajada y luego estira lo más posible los dedos tratando de que la palma quede estirada tocando la superficie de la mesa. Mantenla de 30 a 60 segundos y relaja la mano. Repetí el ejercicio mínimo 4 veces con cada mano. Otra opción de este ejercicio es comenzar con la mano cerrada y luego abrirla. Podes elegir el que más te agrade o alternarlos para no hacer todos los días lo mismo.

    3. En la misma posición, con la palma sobre la mesa y los dedos estirados, comenzá levantando el dedo pulgar y bajándolo lentamente. Luego hace lo mismo con cada dedo y al finalizar podes levantar los cinco dedos juntos y bajarlos lentamente. Repetí este movimiento de 8 a 12 veces con cada mano.

    4. Otra variante del ejercicio anterior es mover los dedos de forma horizontal (no vertical). Es decir, con la mano extendida sobre la mesa y la palma hacia abajo, separa el pulgar de los dedos y luego acerca los demás dedos al pulgar, uno por uno.  Finalmente, vuélvelos a separar uno por uno del pulgar hasta regresar a la posición inicial.

    5. Ahora, apoya todo el antebrazo hasta la mano y luego comienza a girar la palma sin mover el brazo, primero hacia arriba y luego hacia abajo. Repite este movimiento al menos 4 veces con cada mano.

    Por último, para relajar las manos, ponelas una contra otra presionándolas suavemente entre sí. Luego, deja de apretar pero mantené las manos unidas y levanta los codos hasta que sientas que se estira la parte inferior del brazo. Sostné esa ligera tensión mientras contas hasta seis y repetí lo mismo pero manteniendo sólo los dedos unos contra otros. Al terminar, si querés, también podes aplicar agua tibia sobre tus articulaciones para calmar las molestias.

     

    Fuente: www.vidaysalud.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios