Consejos para empezar a comer sano

  • La clave está en saber cómo hacernos la vida un poco más fácil.

    Compartir:

    Empezar a comer sano no debería ser sinónimo de realizar dietas restrictivas, eliminar todo aquello que nos gusta o hacer un cambio radical de hábitos de la noche a la mañana.

    En realidad, los trucos no son en absoluto inalcanzables, sino sencillas pautas que todo el mundo puede seguir, pensadas para hacernos la vida más fácil mientras conseguimos comer mejor.

    1. Adapta tu alimentación a tu ritmo de vida

    En lugar de cortar de golpe cualquier producto que se pueda considerar ‘no sano’, agregar poco a poco cosas saludables. Es mejor una incorporación progresiva de pequeños cambios.

    2. No olvides la salud mental

    El estrés y las hormonas tienen un gran impacto en la alimentación, y solo cuando trabajamos la parte emocional podemos mejorar la forma en la que nos relacionamos con la comida.

    3. Organízate antes

    Dejar preparadas pequeñas bases o elaborando ingredientes básicos y combinables entre sí para montar recetas rápidas y sanas para la semana puede ayudarte a conseguir comer saludable.

    4. La comida también va en la agenda

    Si agendamos la hora de la comida, seremos más conscientes de que cuando cubrimos algo en ese horario, estamos dejando de lado nuestra salud.

    5. Un dulce salvavidas

    Tener un dulce salvavidas va a colaborar en momentos de mucho estrés siendo una opción que nos ayudará con ese hambre emocional sin perjudicar nuestra salud.

    Fuente: Vogue.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: