Caminar después de comer es mejor que una siesta

  • Dos minutos de caminata ya son suficientes para digerir lo que comimos y mejorar los niveles de azúcar en el sangre.

    Compartir:

    El famoso «caminá para digerir lo que comiste» es respaldado por la ciencia. Así es, unos investigadores revelaron que una caminata de dos minutos de duración después de comer reduce los niveles de glucosa en sangre

    El estudio fue publicado en Sports Medicine, y según los expertos, caminar ligeramente después de haberse alimentado facilita más la digestión que tomarse una siesta o quedarse en reposo en un sillón o una silla. Además, aseveraron que incluso levantarse de la mesa y quedarse parado disminuye el azúcar en sangre.

    Los científicos recordaron que los beneficios de la actividad física tienen impacto en el cuerpo cuando uno es constante y ya forma parte de un hábito saludable.

    Además, afirmaron que una mini caminata de dos a tres minutos es más práctica durante la jornada laboral. Para quienes trabajan desde sus casas, sugirieron una caminata corta alrededor de la habitación entre reuniones o después del almuerzo.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: