Alimentos para la gastritis

  • En esta nota vamos a hablar de cómo deberías llevar una dieta para la gastritis; una dolencia bastante común en nuestros días. Pero, si no la padeces, tal vez conoces a varias personas que sí.

    Compartir:

    Qué molestoso resulta ese ardor incómodo en la parte superior del abdomen. Ese que cuando empieza a aparecer, hace que la reacción más común de la mayoría de las personas sea comer algo para calmarlo.

    Y aunque la alimentación es parte fundamental para la prevención y el tratamiento de la gastritis, no se trata de comer solo cuando duele ni de comer cualquier cosa.

    ¿Qué alimentos son los recomendados en una dieta para la gastritis?

    La dieta para la gastritis no debe tomarse a la ligera, pues si no prestas atención a lo que comes, puedes contribuir a que la irritación aumente, publica el portal Olivetto.

    -Alimentos ricos en fibra como verduras, cereales integrales y frutas. Es preferible que comas las frutas y verduras cocidas.

    -Carnes magras como el pollo, el pavo, los pescados blancos y la clara de huevo.

    -Productos lácteos descremados.

    -Bebidas no carbonatadas y sin cafeína.

    -Y, por supuesto, el aceite de oliva.

    ¿Y qué alimentos deberías evitar?

    -Alcohol.

    -Las verduras crudas y con piel.

    -Dulces, incluyendo la miel, la mermelada y el chocolate.

    -Frutas, alimentos o bebidas cítricas.

    -Bebidas con cafeína como el café, té y energizantes.

    -Comida picante.

    -Bebidas con gas.

    Recomendaciones generales de dieta para la gastritis

    1. MÁS ACEITE DE OLIVA EN LA DIETA PARA LA GASTRITIS

    En lugar de mantequilla, margarina u otro tipo de grasas, prepara todos tus alimentos con aceite de oliva. ¡Es la mejor opción! Cuando este llega al estómago hace que el sistema digestivo trabaje correctamente sin mucho esfuerzo.

    De esta manera, no se generarán muchos jugos gástricos, tendrás una mayor sensación de plenitud y favorecerás la absorción de nutrientes en el intestino..

    2. HACÉ VARIAS COMIDAS PEQUEÑAS AL DÍA

    Distribuir las tres comidas principales en cinco o seis más pequeñas y moderadas, puede ayudar a la digestión y evitar que se generen jugos gástricos que pueden complicar la gastritis.

    Asimismo, establece horarios para comer y trata de hacerlo siempre a la misma hora.

    3. COME DESPACIO Y MASTICA BIEN

    Comer despacio y masticar lento es uno de los mandamientos en una dieta para la gastritis. Esto ayuda a que tu estómago tenga que trabajar menos y se facilite la digestión).

    4. COME DOS O TRES HORAS ANTES DE DORMIR

    Con esto se trata de hacer un “reposo digestivo” y así, evitar la estimulación de ácido clorhídrico que produce el estómago y puede aumentar los síntomas de la gastritis).

    5. PREPARA COCCIONES SENCILLAS

    En una dieta para la gastritis, es mejor que prepares tus comidas a la plancha, hervidos, a la parrilla o al horno. La idea es reducir los fritos. Aunque siempre podés ponerle un chorro de aceite de oliva a tus comidas para darles un delicioso sabor.

    Eso sí, siempre será mejor que consultes con tu médico, pues la alimentación saludable es solo una parte del tratamiento para la gastritis.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: