Prepará gelatina de manzana

  • Fácil, rico y saludable. Te sugerimos que prepares gelatina de manzana para que disfrutes en familia. En la nota la receta.

    Compartir:

     

    La manzana cuenta con múltiples propiedades beneficiosas para la salud como las antiinflamatoria y antidiarreica. La gelatina de mencionada fruta se usa encima de tortas que le dan un ligero brillo. También se usa para rellenar pasteles y cupcakes.

    Aprovechá las múltiples propiedades en una gelatina de manzana.

    Ingredientes:

    • cuatro manzanas verdes
    • 600 gramos de azúcar
    • un litro de agua

    Preparación:

    1. Para hacer gelatina solo necesitarás la piel de las manzanas y los corazones, el resto podés reservar para preparar otro postre.

    2. Utilizá manzanas verdes por su alto contenido en pectina pero, si solo tenés rojas, también podés elaborar la gelatina.

    3. La cantidad de agua dependerá del total de gelatina que querés obtener.

    4. En un recipiente, introducí las pieles y los corazones de la manzana, cubrí con agua y cociná a fuego medio hasta que hierva. Cuando alcance el punto de ebullición, bajá a fuego lento y dejá hasta que las partes de las manzanas se ablanden. Cuando estén blandas, apagá el fuego.

    5. Luego, colá el agua en otro recipiente porque después necesitarás. Para extraer todo el agua posible, aplastá los corazones y pieles con la ayuda de una espátula o cuchara.

    6. Añadí el azúcar. Para ello, medí la cantidad de agua obtenida puesto que la proporción es de 600 gramos de azúcar por cada litro de agua. ( Por ejemplo: si tenés 500 ml de agua, necesitarás 300 gramos de azúcar). Mezclá con una cuchara y volvé a calentarlo a fuego medio hasta que hierva. Si notás que el agua se torna marrón, no te preocupes, es normal, conforme se vaya cociendo irá adquiriendo un tono dorado y traslúcido. Cuando tenga este color y una textura espesa, la gelatina de manzana estará lista.

    7. Retirá del fuego y dejá que se entibie.

    8. En un recipiente vertí la gelatina cuando esté tibia y reservá en la congeladora hasta utilizarlas.

    ¡Y listo! Preparar gelatina de manzana casera es una tarea sencilla.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: