Terror en las fiestas

  • Los perros con fobias a las bombas sienten que su vida está en peligro, presienten que van a morir.

    Compartir:

     

    Con tan sólo 5 meses, Rulo notaba el ambiente de su casa bastante exaltado. Observó que colocaban un árbol en la sala y pasando los días depositaban bolsas de distintos tamaños bajo él.

    Rulo sentía el cambio de energía de su familia, más alegría y tranquilidad reinaba por la casa. Si bien siempre recibía mimos, habían momentos del día en los cuales se quedaba solo, sin embargo en esta época todo el tiempo los niños estaban con él y lo sacaban a pasear caminando o en coche.

    Era Diciembre.

    Una noche su hogar se vistió de fiesta, luces y mesas por doquier. Atento cerca de la puerta principal Rulo recibía contento a todos los invitados y estos le obsequiaban mimos en la cabeza.

    De un momento a otro Rulo, sintió un dolor agudo y cortante en la cabeza, otra vez y otra vez, otra y otra, eran cuchillazos que cada vez calaban más profundo en el cerebro. Desesperado comenzó a correr por todos lados buscando silencio. Escapó de su hogar, corrió y corrió, vagamente a lo lejos escuchaba que lo llamaban pero él tenía que alejarse de ese dolor. Por más lejos que estaba de su hogar el dolor no desaparecía.

    Llegando a diferentes lugares encontraba niños que lo saludaban mientras otros encendían algo, y PUM nuevamente el mismo dolor y se echaba a correr. Fue así que Rulo desapareció de su hogar el 24 de diciembre y nunca más lo encontraron.

    Las fiestas de fin de año son motivo de barullo y alegría, pero no pensamos que para un perro realmente son momentos de terror.

    Esas bombas que dejamos a los chicos utilizar como fosforitos o ajitos, penetran al cerebro de las mascotas como cuchillazos, debido a que la audición es 10 veces más sensible que la nuestra. Algunos toleran el dolor, aunque otros presentan lo que se denomina FOBIA.

    Los perros con fobias a las bombas sienten que su vida está en peligro, presienten que van a morir. Pueden reaccionar con escapes, escondiéndose en lugares oscuros, aullando, ladrando, temblando y hasta pueden demostrar agresividad.

    Lastimosamente, el desarrollo de fobias es inevitable ya que es un error del aprendizaje. Deberíamos evitar exponerlos a estos ruidos innecesarios. Eduquemos a los chicos y grandes a no contaminar el ambiente con estos sonidos estridentes, absurdos y dañinos.

    Sabemos que no todos van a evitar utilizar bombas, por lo cual si tu mascota presenta fobia a ellas, te aconsejo sedarlo de manera a que no recuerde absolutamente nada de esa noche; consulta a tu veterinario que medicamento podes utilizar. Deja a tu mascota en un lugar cerrado, con aire fresco, comida y agua, a veces funciona dejar encendida la televisión o la radio. No trates de tranquilizarlo con caricias, ya que de esta manera estarás premiando su miedo.

    Utilicemos opciones silenciosas como estrellitas, lagrimas, o luces. Y tengan presente que aunque parezcan inofensivas pueden ser muy peligrosas para un niño, por lo cual no dejemos en sus manos bombitas, cohetes y demás objetos explosivos que sin supervisión de los mayores, generalmente derivan en un fatal accidente.

    Recuerden es una fiesta de AMOR. Se conmemora el nacimiento del Niño Dios. Hagámoslo con villancicos cantados por los niños y oraciones de agradecimiento por tan maravilloso acontecimiento.

    Hagan que estas fiestas lo disfruten sus mascotas con toda la familia reunida. ¡Muy feliz Navidad y Año nuevo para todos!

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: