Accesorios que podés combinar para ir al trabajo

  • Con algunos accesorios bien puestos, prendas estampadas y algunos destellos de color, podés darle vida a tu look laboral. Claves para un guardarropas laboral con estilo.

    Compartir:

     

     

    En la edición pasada te presenté un articulo acerca de las prendas básicas que tenés que tener en tu placar; ahora, te sugiero cómo tenés que realizar las combinaciones para ir espléndida a trabajar.

    La clave está en estos puntos: 

    Accesorios: Una de las maneras infalibles de condimentar a tu guardarropa de trabajo es con accesorios.

    Yo estoy enamorada de mis anillos anchos y el de las mujeres súper elegantes de las revistas también. Éstas,  por lo general son de marcas muy importantes, pero en realidad cualquier complemento cumple la misión.

    También soy una gran fan de los collares llamativos. Es que realmente no tenés que ser demasiado elegante cuando tenés una hermosa pieza de joyería que cuelga de tu cuello.

    Color en las uñas: No me refiero al art nail, pero sí a una manicura francesa. Es mejor tener cortas las uñas, ya que las largas  no son prácticas para escribir en el teclado.

    Optá por colores tipo rojo o bordeaux ya que le dan vida a tu ropa de trabajo. Además, ver a tus uñas bien puestas,  siempre te van a hacer sentir más segura.

    Zapatos: Seguí el ejemplo de algunas de las mujeres más icónicas, Dorothy, Carrie Bradshaw y hasta Cenicienta, y centrá todo en tus zapatos.

    Esos días en que sentís que no tenés nada en tu placar, acordate que nada queda tan elegante y profesional como un buen traje sastre con unos zapatos estelares, que te aclaro,  no siempre tienen que ser tacos altos.

    Los zapatos son una excelente manera de darle vida a tu guardarropa laboral;  y de paso,  es una manera perfecta para justificar la compra de algunos de esos zapatos divinos que ves en las vidrieras.

    Elegí un blazer: Los blazers son un elemento básico a la hora de vestir, no sólo para el lugar de trabajo, sino también para tu estilo personal. Lo mejor de los sacos es que son tan profesionales como estilosos. Vos sabrás cuál te queda mejor.

    Yo encontré mi saco favorito en liquidación y cuando tengo puesta una remera o una musculosa, me lo pongo para estar más elegante y prolija.

    Colores, estampados y texturas: A veces, lo más importante, no es el modelo de la prenda sino el color. Esto te lo digo por experiencia personal, yo solía ser una de esas mujeres que sólo usaban colores oscuros, había más negro en mi armario de lo que te podés imaginar, de hecho, estoy segura de que tenía cinco unidades de la misma musculosa.Pero después, hice un punto y aparte, y empecé a agregar color y estampados sutiles a mi look. La inversión resultó maravillosa.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: