Mujeres que brillan: Valeria Gallarini

  • Conoce a Valeria Gallarini, mamá, esposa, productora, estilista de moda, columnista y por sobre todo una mujer infinitamente simpática.

    Compartir:

    ¿En qué consiste tu trabajo?

    ¡Uff, hago tantas cosas que siempre digo en broma que soy changuera de profesión! Se podría decir que soy columnista y estilista de moda.

    ¿Qué hacías antes de lo que haces actualmente?

    Me causa mucha gracia tu pregunta, porque yo tuve una vida anterior antes de ser productora de moda. Estudié cinco años la carrera de Derecho y trabajé la mayor parte de ese tiempo en un estudio jurídico. De más está decir que no era mi lugar en el mundo. Luego con una amiga decidimos lanzar juntas una marca de zapatos y así empecé a diseñar zapatos y accesorios.

    ¿Cómo terminaste haciendo este trabajo?

    Por culpa de una amiga del alma. La primera de ellas fue Laura Biagioni, que me estiró de los rulos para que empezara a trabajar en el mundo de la moda. Al ser mi mejor amiga y una de las personas más inteligentes que conozco, supo antes que yo que el derecho no era lo mío y juntas abrimos la zapatería BGN. Luego ella empezó produciendo nuestras imágenes de campaña y le salieron tan fantásticas que otras marcas empezaron a convocarla y nuevamente me estiró de los pelos para que me involucrara en producción. Y como se dice, ahí encontré mi norte.

    ¿Cómo es un día trabajo?

    Lo lindo de mi profesión es que la rutina no existe. Nunca me puedo aburrir, nunca estoy encerrada en cuatro paredes, manejo mis propios tiempos y tengo horarios muy flexibles. La rutina me la da mi trabajo de madre.

    ¿Tenés decorado tu escritorio?

    ¡Deco! ¿What? Lo mío no está decorado, está todo puesto al azar y a lo loco. No soy para nada una chica pinterest.

    ¿Cuál es la parte que más disfrutas de tu trabajo?

    El conocer y trabajar de cerca con gente maravillosa. Todos los que trabajamos en el mundo de la moda y de la editorial sabemos que todo es el producto del trabajo en equipo. Cada uno aporta su parte, y cuando hay buena onda en un grupo humano, los engranajes calzan tan bien, que el resultado siempre termina perfecto.

    ¿Cómo es el estilo de tu oficina?

    Mi oficina está en mi tienda vintage: «El Ropero de Galatea», por lo que estoy rodeada de ropas viejas, fotos, revistas y un caos constante de papeles y revistas encimadas.

    ¿El estilo de quién admirás?

    Tengo miles. Mis referencias son casi mujeres excéntricas o ultra estilosas, casi siempre de épocas anteriores, con su halo de misterio, sus vidas que parecen guionadas y su manera particular de expresarse a través de la moda. Me encantan la Marchesa Casati, los cisnes de Capote, Diane Vreeland, Coco Chanel, mujeres de substancia y de mucha personalidad y que no temían tomar riesgos ni al vestir ni al vivir. Admiro la elegancia atemporal de Carmen del Orefice, el compromiso con su look de Dita Von Teese, la locura de Anna dello Russo y la onda de Alexa Chung.

    ¿Cuál es tu marca favorita de ropa con precios accesibles?

    H&M y Zara.

    ¿Cuál es la prenda que nunca va a faltar en tu armario?

    Un LBD Salvatore (Little Black Dress) que te saque de apuros, lo suficientemente anónimo como para usarse mil veces con distintos accesorios para que parezca diferente cada vez, pero de excelente corte y calidad.

    ¿Quién es tu mentor?

    Mi mamá. Ella está más loca que yo, por eso me ha apoyado siempre en todas mis locuras! jajaja! Me va a mataaar cuando lea esto! Pero bromas al margen, ella es una inspiración, es un verdadero «true individual», una de esas personas tan únicas que resultan imposibles de imitar, son para admirar.

    ¿Qué esperás del futuro?

    Espero estar flaquísima y parecer de veinte (risas).

    ¿Cuál es el mejor consejo que recibiste?

    «Con la boca se pide lo que se quiere» (espero que fiel a este precepto se cumpla lo anterior).

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: