¿Menos es más?

  • ¡Nooooo! Hoy se usa el Mix & Match

    Compartir:

     

    Desde hace un par de décadas y especialmente en los 90,  se había instalado con mucha fuerza el estilo minimalista, el cual generalmente se pone en auge en épocas de recesión o post guerra, teniendo en cuenta el decaimiento económico de los EEUU en los noventa se impuso ésta casi aburrida moda.

    Pero por supuesto, el reloj continuó su curso y como estamos en épocas de caras y bocas… la cíclica moda que todo lo repite a cada 20 años, hoy nos da el gusto de porque no decirlo… ¡recargarnos!

    El «mix & match» se tornó el dueño de nuestra inspiración, que no es más que la mezcla de todo con todo; mezclamos colores, materiales, estampas, diseños y hasta estilos. Pero ¡Ojo! si le damos rienda suelta a la mezcla de todo, lo más probable es que logremos un menjunje de aquellos que puede llevar nuestra imagen al ridículo.

    Para que esto no suceda, tengamos en cuenta estos tips:

    1. Tener  en cuenta los colores y elegir un neutro y hasta 2 vibrantes,  de preferencia tonos opuestos del círculo cromático. Ej. Azul + naranja, rojo + verde, amarillo + lila
    2. Al combinar estampados en prendas superiores e inferiores, buscar siempre que ambas prendas tengan 1 tono puente, ej. Blusa: Roja + blanca y Minifalda: blanca + lila
    3. En cuanto a los accesorios, lo más importante es que vayan en proporción al cuerpo, altura, y medidas. Mujeres huesudas: accesorios grandes, mujeres carnosas: accesorios discretos. Ejemplos:
    4. Si tenemos buena cintura o mucho busto, preferimos los aros grandes y muchas pulseras.
    5. Si no tenemos cintura,  y somos  más bien rectas, entonces tenemos que enfatizar el busto con un collar pomposo, aros medios, cinto que marque la cintura y unas pulseras que vayan con el ancho de las muñecas.
    6. Si somos de hombros grandes, entonces nada de collares, aros medios, muchas pulseras, y buen clutch en mano
    7. Si somos rellenitas en cintura: utilicemos siempre ropa en un solo tono o mezclas tonales suaves, sin contrastes y pongamos color a los accesorios: aros, anillos y pulseras que no ajusten en la muñeca.

    El auto conocimiento,  más un poco de ciencia y arte, nos ayudan a lograr lindísimas combinaciones.

    Por último, nos podemos poner de todo, pero nunca salgamos de casa sin antes mirarnos al espejo y observar que quien resalte realmente seamos nosotras y lo que llevamos, nada más nos complemente.

    Hasta la próxima semana.

    Adriana

     

     

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: