La fibra, útil para combatir sobrepeso

  • Es bien sabido que para bajar de peso necesitamos consumir menos calorías o gastar más, es decir lograr un balance negativo entre las calorías que ingresan y las que salen.

    Compartir:

     

    Los seres humanos generalmente no regulamos la cantidad de alimentos que comeremos según las calorías que contengan, sino según el volumen que posean.

    Por ejemplo, 10 galletitas de chocolate rellenas contienen aproximadamente 750 calorías. La mayoría de nosotros podríamos comer esa cantidad de galletitas sin mucho esfuerzo.

    Para cubrir esas 750 calorías de galletitas con otros alimentos deberíamos consumir de una vez:

    • ocho manzanas y medianas, o

    • aproximadamente 92 platos chicos le lechuga, o

    • diez huevos enteros, o

    • 18 zanahorias medianas

    La pregunta es, ¿Quién puede comerse ocho manzanas y media de corrido sin ningún esfuerzo?, ¡ni hablar de 92 platos de lechuga!

    Por este motivo es muy útil disminuir la cantidad de calorías de las comidas, pero sin disminuir mucho el volumen. Para ello contamos con una herramienta fundamental, la FIBRA.

    ¿Qué es la fibra?

    Es la parte de las plantas comestibles que no puede ser digerida ni absorbida por el ser humano.

    • De esta manera la fibra aumenta el volumen da las comidas, sin aportar calorías, ayudando a aumentar la saciedad.

    Pero la fibra tiene aparte otras acciones beneficiosas para nuestro organismo:

    • Ayudan a evitar el estreñimiento

    • Facilitan el tránsito intestinal

    • Enlentecen y disminuyen la absorción de grasas y azúcares, ayudando a regular los niveles de colesterol y glucosa (azúcar) en la sangre.

    • Aumenta la proliferación de la flora bacteriana del colon, lo que estimula la salud intestinal y del sistema inmune.

    ¿Qué comer para aumentar el consumo de fibra?

    • Aumentá el consumo de ensaladas.

    • Agregá vegetales cocidos al fideo, arroz, papa o pastas.

    • Consumí mayor cantidad de frutas y, en lo posible, con cáscara.

    • Comé más cereales con leche, panes o galletitas, arroz o fideo todo integral.

    • Consumí legumbres: como poroto, lenteja, arvejas, soja, etc.

    ¡Como ves, todas están a tu alcance, solo es necesario un poco de práctica y ganas!

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: