Cómo causar una buena segunda impresión

  • Aprendemos en cursos de Asesoría de Imagen que 5 minutos son suficientes para causar una primera impresión, que en este lapso de tiempo el cerebro juzga sobre quiénes somos, basado estrictamente en apariencia, antes de decir una palabra.

    Compartir:

    Por Patricia Martinez.

    Si pensamos que esos 5 minutos son definitivos, entonces cómo vestimos, como nos comportamos y hasta cómo llevamos el cabello importa, y mucho.

    En la teoría el cerebro decodifica a través de la apariencia de las personas de forma inconsciente e involuntaria. Es decir, “sin darnos cuenta” de acuerdo a nuestras historias personales, construidos con nuestros propios gustos, y referencias y determinados valores.

    Sin embargo, si aprendemos a escuchar nuestros propios pensamientos, y nos permitimos 5 minutitos extra para rever esa estructura mental, e ir más allá de las apariencias, lograremos expandir nuestras percepciones sobre las personas, el mundo y la vida.

    Podemos empezar por desprendernos de juicios de apariencia, por más sorpresas y espacios donde podamos liberar nuestros conceptos rígidos.

    Estereotipos encierran personas estereotipadas, pero encierran más a quiénes juzgan, y que no se permiten ir más allá de lo que ven.

    Yo, todavía considero que el auto conocernos viene antes de todos los “códigos del vestir”, porque antes de elegir que ponernos es importante preguntarnos lo que queremos sentir, qué ropas, accesorios representan la vida que vivimos.

    Asumir esa responsabilidad abre camino para encontrar buenas respuestas dentro nuestro, mirarnos con cariño nos lleva a encontrar la bondad que existe en cada una de nosotras.

    firma nueva

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: