Algunas mentiras que impiden disfrutar de la sexualidad

  • Por Lic. Carmen Fernández Tenemos que permitirnos liberarnos de todos los prejuicios que arrastramos para poder disfrutar a pleno de ese momento tan especial ya que a través de este espacio, también se fortalece el vínculo afectivo con la pareja. ¿Cuáles son algunas que afectan a nuestra salud sexual? La más común es cuando pensamos que todo se […]

    Compartir:

    Por Lic. Carmen Fernández

    Tenemos que permitirnos liberarnos de todos los prejuicios que arrastramos para poder disfrutar a pleno de ese momento tan especial ya que a través de este espacio, también se fortalece el vínculo afectivo con la pareja.

    ¿Cuáles son algunas que afectan a nuestra salud sexual?

    La más común es cuando pensamos que todo se basa en la penetración.

    Lamentablemente estamos mal influenciados por películas poco eróticas como la pornografía, pues son películas hechas por hombres y para hombres, donde la única finalidad es el coito.

    Si hablamos de estadísticas, solo el 25% de las mujeres logran un orgasmo a través de la penetración, por que la mayor parte de la sensibilidad de la zona vaginal se encuentra en el botón mágico… el clítoris (su única función en el cuerpo de la mujer es el de dar placer) Para este primer punto se recomienda mayor estimulación manual o sexo oral. Se pueden utilizar las manos, la boca con suaves masajes intensificando la presión según la necesidad; incluso, si buscamos alguna opción diferente para salir de la rutina, podemos sumar geles comestibles con deliciosos sabores, que están diseñados para consumo íntimo y se pueden usar en todas partes del cuerpo.

    Otra mentira es que la pareja necesariamente debe llegar al mismo tiempo al Gran Ooh

    Tenemos que entender que cada cuerpo es distinto y funciona de una manera diferente. Además no olvidar que es el momento de conectarnos a través del otro con nosotros mismos, no estamos en la carrera de los juegos olímpicos, aquí, para este caso, lo importante es recorrer el camino y no apurarnos en alcanzar una meta.

    Sabemos que es bueno forjar ese momento de intimidad en ambos, pero también concentrarse cada uno, en disfrutar a pleno todas las sensaciones, el placer que se recibe con cada beso, caricia, abrazo. Dato útil: El placer de uno hace acrecentar el del otro.

    Si al momento del clímax logran llegar juntos, es bueno, si no, sigue siendo muy bueno también, e incluso da oportunidades para seguir intentando las veces que se quiera.

    ¿Sabias que el órgano sexual más importante es tu cerebro? Es ahí es donde está la premisa y el mandato que conecta y nos libera en forma directa al tan deseado disfrute.

    Un tip: Bésense durante unos minutos acariciando cada parte del cuerpo de la pareja. ¿La condición? No hacer ningún contacto con la zona genital; la idea es entregarse al juego previo y revivir la pasión que a veces solo necesita una chispita para encenderla.

     

    Foto: www.escarlata.com.py

    Foto: www.escarlata.com.py

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: