Agresividad Canina

  • Mucha agua ya corrió por debajo de este puente pero sigo asombrada de algunos comentarios y sobre todo aterrada de la reacción de ciertas personas.

    Compartir:

    Todo empieza con el triste fallecimiento de una persona a causa de una infección generalizada. Esta persona fue hospitalizada a causa de una mordida realizada por un perro de la raza Pitbull y de ahí nace la fobia y paranoia hacía estos perros en particular.

    Si, los perros pueden morder y agredir pero siempre a causa de algo. Desde ya quiero dejar en claro que no conozco bien la situación en cómo ocurrió el penoso ataque… Pero voy a tratar de explicar algunas cosas acerca de la agresividad en general, ya que he escuchado múltiples mentiras.

    ¿Qué es la agresividad?

    El termino agresión no resulta muy explícito pero en general hace referencia a la conducta amenazadora o peligrosa dirigida hacia otro individuo. Las formas de presentación son muy variadas, desde una simple expresión facial hasta ataques donde personas o animales podrían resultar lesionados. La agresividad se clasifica de acuerdo a sus causas: en ofensiva (situaciones de ataque) y defensiva (situaciones de huida).

    Todo perro, tanto de raza como mestizo, tiene en su código genético utilizar la agresividad, ya que para los perros es una de sus formas de lenguaje. La agresividad es una conducta multigenética, esto quiere decir que está controlada por varios genes y varias zonas del sistema nervioso central. Se activan cuando el perro debe hacer uso de esta.

    Pero el ambiente en el que se desenvuelven los perros está lejos de ser el ambiente austero en el que tenían que vivir sus ancestros, los lobos. Por lo cual el ambiente ha modificado en gran manera a estos genes, ya que no es necesario el uso de esta y por ley evolutiva, todo lo que no sirve para el organismo es desechado o cambiado.

    Con esto quiero exponer lo siguiente, todo perro puede gruñir y mostrar los dientes sin necesariamente atacar ya que es su manera de decir “esto no me gusta, te pido te retires o dejes de hacer lo que estás haciendo” o inclusive puede morder diciendo “no hiciste caso a mis advertencias y no me dejaste otra salida”.

    Es muy raro que un perro muerda sin una causa. Estas causas pueden ser: invasión de territorio, aproximación o invasión excesiva de un extraño al individuo, miedo, dolor, competencia, redirigida y depredadora. En siguientes artículos me dedicare a explicar una a una estas causas, ya que aquí quisiera concluir una idea.

    El ambiente en que se desarrolla cada perro es prácticamente más importante que cualquier gen. Si ese perro de raza “potencialmente” peligrosa (desde mi punto de vista cualquier perro de más de 30 kilos) es criado en un buen ambiente, raramente utilizará la agresión como forma de comunicación.

    Un buen ambiente es aquel donde el perro:

    • Sale de paseo al mundo exterior (créanme que conozco varios perros que no conocen más allá del portón de la casa).
    • Tiene visitas de personas ajenas a la casa e interactúa con ellas.
    • Juega con niños de buena manera y bajo supervisión.
    • Interactúa con diferentes razas de perros y distintas especies.
    • Tiene disciplina en casa, horarios, lugar donde dormir, recibe castigos adecuados y sobre todo se premian los buenos comportamientos.

    Si existiese este buen ambiente, no tendríamos un perro (ya que no quiero hablar de razas) que haga cortocircuito y ataque. No te despertará en medio de la noche con brutales mordidas. Ni el perro del vecino un día sin que ni para que te atacará si lo conoces.

    Si bien concluyo que todo perro criado en un buen ambiente, no tendría por qué utilizar la agresividad. Debemos destacar que ese ambiente debe ser controlado por “alguien”. Y la mayoría de las veces ese alguien no es apto para ese tipo de animal.

    Por lo cual quiero dejar en claro tres puntos:

    • Ningún perro perderá la cabeza y atacará de un día para otro, sin una razón y sin haber avisado antes.
    • Un perro criado en un buen ambiente, no tendría razón de utilizar la agresividad.
    • Y sobre todo las razas, a las cuales se les denomina “potencialmente peligrosas” deben criarse al cuidado de personas aptas de proveer el buen ambiente, que será responsable de su comportamiento a lo largo de su vida.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: