Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Descubrí por qué debes tomar ácido fólico en el embarazo

  • Aunque es una vitamina que debes tomar a lo largo de tu vida, es en la etapa de embarazo cuando el ácido fólico es más recomendado.

    Compartir:

    El ácido fólico es una vitamina prioritaria para nuestro organismo, tanto si pensamos tener un embarazo como si no.

    Además de ayudar a prevenir ciertos problemas de salud, es muy necesario para el correcto funcionamiento del cerebro, del sistema nervioso y también para la producción de glóbulos rojos.

    Entre otros beneficios es realmente importante durante la etapa del embarazo porque contribuye a prevenir la anemia, para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro.

    Y, lo más importante, es que contribuye a la correcta formación del cerebro y médula espinal, conocido como tubo neural, que se forma en el primer mes de embarazo. Ello permite evitar otros defectos graves de nacimiento, y también abortos prematuros.

    Alimentos ricos en ácido fólico

    Se encuentra en numerosos alimentos que deben incluirse en una dieta sana y equilibrada, principalmente en verduras de hoja verde como espinacas, berros, rúcula, brócoli, canónigos o alcachofas, pero también en cereales integrales como la avena, el arroz o la quinoa, frutas como el aguacate, plátano o mamón y por último, semillas y frutos secos, que además son de un gran aporte adicional de ácidos grasos.

    Aunque puede variar en función de las necesidades individuales de cada mujer, por lo general se suele aconsejar la ingesta de 400/500 microgramos de ácido fólico al día y dentro de una dieta saludable y equilibrada.

    Algunas mujeres lo siguen tomando una vez acabado el embarazo porque necesitan también defensas para amamantar, y porque están bajas de hierro. Entonces se suele dar suplementos de hierro y de ácido fólico a la vez.

    Síntomas que denotan que necesitas de ácido fólico

    Hay distintos pero los más conocidos son:

    -Dolores de cabeza y mareos
    -Palidez extrema en la piel
    -Náuseas, vómitos y diarreas
    -Falta de concentración y pérdida de memoria
    -Sensación permanente de cansancio y tensión muy baja
    -Irritación y dolores corporales

    Consejos 

    -Visita a tu médico si querés tener un bebé.
    -Una vez embarazada pregunta sobre la cantidad de ácido fólico que debes tomar.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios