Tips para evitar comer demás

  • Mantener el peso del cuerpo es solo cuestión de voluntad. En festividades especiales, es difícil no dar el gusto al paladar pero en esta nota te contamos cinco trucos para evitar comer más de lo debido.

    Compartir:

     

    Durante la Semana Santa es posible que la relación con la dieta se rompa por las abundantes comidas que tendremos en casa.

    Pero para todo hay una solución, a continuación unos trucos de Vivir Salud que te ayudarán a mantener tu peso. Solo es cuestión de practicar para que comas menos y no te descontroles ante los platos de comida.

    1.Conciencia: muchas personas se dejan llevar por las preocupaciones diarias y a la hora de comer, no se percatan de la cantidad ya ingerida. Es importante cambiar este hábito, disfrutar de cada plato, no apurarse y masticar bien.

    2. Reducí las porciones: si estás acostumbrado a desbordar tu plato de comida, es importante reducir la cantidad a partir de ahora. Tampoco almuerces poco, solo reducí las porciones.

    3. No esperes reventar: Cuando estás satisfecho, tu estómago tarda 20 minutos en transmitirle al cerebro las señales de saciedad. Estas son las que deben guiar la conducta -y no el malestar estomacal-. Cuando se come hasta que duela el estómago, se ingiere más cantidad de alimentos que la necesaria.

    No comas hasta sentirte mal, hacé que las comidas sean una fuente de bienestar y no de pesadumbre y molestia.

    4. Primero bebe, luego come: Es frecuente que el cuerpo confunda la sensación de sed con la de hambre. Cuando los quejidos estomacales te imposibiliten concentrarte, primero toma un vaso de agua.

    Espera unos minutos y si el hambre persiste, comé alguna fruta. También podés incorporar esta práctica antes de las comidas; esto impedirá que tragues todo lo que esté a tu alcance. Y recordá, lo ideal es beber, al menos, ocho vasos de agua al día.

    5. Come menos y más seguido: Para no arrasar en el almuerzo y principalmente en la cena, tenés que comer a lo largo del día. Lo recomendable es comer cada tres o cuatro horas, preferiblemente frutas, verduras. Solo así, acelerarás el funcionamiento de tu metabolismo y consumirás los nutrientes esenciales, sin subir de peso.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: