Hábitos de belleza que dañan el medio ambiente

  • Muchos de los productos de belleza que usamos en casa causan daños de forma significativa en el medio ambiente.

    Compartir:

    Muchas son las formas de contribuir, sin saberlo, con el deterioro del planeta en mayor o menor grado. Una forma bastante recurrente es por medio de ciertos hábitos en nuestra rutina de belleza.

    Prestá atención a los siguientes puntos que expone el portal i24 mujer para que contribuyas con el medio ambiente.

    No más duchas largas

    Darse una ducha con agua tibia es muy relajante. Sin embargo, si lo hacemos por mucho tiempo, perjudicamos al medio ambiente. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se desperdician 20 litros de agua por cada minuto que una persona pasa en la ducha. La misma entidad recomienda el uso sostenible del agua y la energía. ¿Lo ideal? 5 minutos por persona a la hora de bañarse.

    Evitar productos con muchos químicos

    Los químicos contenidos en la mayor parte de productos como champús, jabones y cosméticos resultan degradables. Por eso, la indicación ‘eco-friendly’ es utilizar aquellos que no tengan nanopartículas, es decir, partículas cuyas fórmulas aumenten el nivel de toxicidad del agua. En su lugar, se indica usar elementos orgánicos que presenten elementos 100% naturales.

    Dejar de lado los aerosoles

    Cualquier aerosol (desodorante, laca, producto cualquiera para el cabello envasado de esta forma) tiene un impacto negativo sumamente fuerte en la capa de ozono. ¿La razón? La utilización de propulsores a base de hidrocarburos o de óxido de nitrógeno, dos elementos que perjudican el aire. Para evitar mayores daños, pueden sustituirse por desodorantes naturales en barra o líquidos.

    No elijas empaques 100% plásticos

    Si bien son bastante lindos y hasta decorativos, los envases de productos y cosméticos repletos de color y plástico son más difíciles de degradarse. Lo mejor es este caso es comprar empaques biodegradables elaborados con materiales que sean reciclados y su vez, puedan reciclarse.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: