Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

El frio: enemigo de tus pies

  • Consejos para protegerlos.

    Compartir:

    Luego de lucirlos esplendidos durante el verano, con la llegada del otoño están siendo olvidados, nuestros pies, ellos precisan de atenciones para poder mantenerlos bien hidratados y saludables ya que son una de las partes más importantes al sostener todo el peso del cuerpo.

    Constantemente nos hacemos cuidados en la piel, el pelo, la celulitis, estrías o bajar de peso pero nos olvidamos de algo: los pies. Las atenciones que debemos de prestarle no solo se deben de darlas en el verano, también es necesario mimar nuestros pies en invierno pues es una época del año en que deben de estar hidratados, que no tengan rozaduras de los zapatos, que suden, o que aparezcan hongos y todo esto por no llevar el calzado adecuado.

    Seguí estos prácticos consejos para darle un respiro a tus pies:

    -Para relajarlossumergí tus pies en un baño con agua caliente con sal, que debe finalizarse con intercambios de agua fría y caliente para activar la circulación y evitar que aparezcan venillas antiestéticas. Basta con alternar el agua durante dos minutos aproximadamente.

    -Durante el baño también podemos aprovechar para limar todas las durezas y callosidades que puedan ir apareciendo. Así evitamos los callos que dejan una mala estética y evitamos la visita al podólogo.

    -Eliminá los olores que se generan con el sudor al utilizar calzados cerrados o medias, puedes utilizar en el baño desodorantes naturales que tú misma puedes preparar. Basta con añadir unas gotas de aceite de limón y de hierbabuena y ya verás como notas que este problema se soluciona.

    -Las uñas deben ser también objeto de atención. Muchos zapatos que no son adecuados las dañan porque aprietan justo en los extremos de los dedos. En este sentido, es importante, aparte de elegir bien el calzado, llevarlas cortas, con forma cuadrada y bien pulida para que no se quiebren o enganchen con las medias.

    -La exfoliación también debe realizarse para que tengan buen aspecto. Para ello, puedes utilizar cremas granuladas, muy sencillas de aplicar, que con su retirada arrastran las células muertas acumuladas. La crema exfoliante la puedes preparar tú misma en casa haciendo una pasta con almendras molidas, harina de avena y piel de naranja que debes mezclar bien para masajear con ella los pies. Después, aclaralos y secalos totalmente.

    -Hidratá tus pies con cualquier marca de cosmética que sean ricos en colágeno y que valga la pena.

    -En el masaje tienes que estirar los dedos y hacer movimientos verticales para agilizarlos, que deben ir de delante hacia atrás. También hay que bajar los dedos de los pies y levantarlos y hacer círculos con el dedo grande del pie en las dos direcciones. El punto más relajante del masaje lo ponen los pulgares, que, colocados en la parte más carnosa del pie, hacen círculos sobre esta zona contribuyendo a la relajación de esta parte del cuerpo.

     

    Estos cuidados te ayudaran a tener los pies en buenas condiciones durante el invierno así que no pierdas tiempo, ¡empezá hoy y sé constante!

     

    Fuente: nosotras.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios