Controlá la grasitud de la piel

  • Causa una sensación de impotencia, tener el rostro grasoso. Claro, no es nada estético lucirlo de esa manera, y es algo que puede llegar a poner histérica a una mujer.

    Compartir:

    La grasitud puede ser producida por varios factores ya sea por la alimentación o por algunos productos que usamos y que no ayuda a fortalecer nuestra piel.

    Foto: galerias.doctissimo.es

    Es importante saber que la gran parte de la gratitud es producida por nuestro cabello, entonces lo primero que tenés que hacer es quitártelo de la cara, atartelo y si tenes flequillo, pone para atrás.

    Es también por una cuestión de aseo ya que el rostro que lleva un lindo peinado trasmite limpieza femenina. En segundo lugar, tenes que abrir los poros de la piel, por lo que te aconsejamos que te hagas un baño de vapor, colocando agua caliente en una olla luego tapándote la cabeza con una toalla para que el vapor lo salga (durante 5 minutos).

    Luego, lavate la cara y aplícate un exfoliante. Si sos de las personas naturistas, el exfoliante podés prepáratelo vos misma: aceite de oliva (poquito), azúcar o sal y listo.

    Luego de quitarte el exfoliante colocá un poco de crema humectante o crema para piel grasa. Esparcí bien y luego quitatela.

    Este tratamiento hace cada dos o tres días. También utiliza leche limpiadora, tónico Hidratante y una crema nutritiva ya que estas te devolverán la elasticidad de tu piel y por ende evitarás la grasitud.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: