Bar de cejas: Nueva tendencia en la ciudad

  • Lo último que tenés que saber, un bar de cejas que causa furor en nuestro país. Este método de depilación promete las cejas que siempre quisiste. En la nota te contamos más…

    Compartir:

     

    “Un bar de cejas es un lugar dedicado a perfeccionar las cejas, cuidarlas, tratarlas y darles forma”, dice un artículo publicado en la revista Highclass.

    Fátima Peralta, propietaria y maquilladora profesional del local “Bar de cejas”, cuenta que las primeras clientas fueron personas que no estaban satisfechas con los resultados que obtenían en peluquerías o salones de belleza. Cejas muy finas o disparejas, heridas, manchas en la piel e incluso moretones eran los problemas con los que llegaban.

    “La mayoría de las chicas vienen con las cejas un poco descuidadas, nosotros nos dedicamos a mimar sus cejas. Les hacemos un mapeo, un diagnóstico de cómo están sus cejas. Luego, realizamos medidas en el rostro para encontrar el diseño ideal para cada cliente”, comenta Fátima Peralta a Patricia Arévalos de la revista Highclass.

    En el lugar se crea el diseño según el rostro. Se halla el inicio, la altura y el final de la ceja. Se halla el grosor que guía a veces por la forma natural de la ceja y otras por el corazón del labio como referencia para el grosor, explica. Tienen en cuenta los estudios de Leonardo Da Vinci sobre la anatomía, donde hizo estudios del rostro y la simetría.

    Primero se realizan las mediciones necesarias para encontrar los puntos claves de las cejas que van mejor con el rostro para luego explicar paso por paso sus recomendaciones: si las cejas deberían ser más finas, dejarlas más pobladas, más largas o más altas, para proceder a la depilación con la técnica de hilo.

    ¿Cómo funciona la depilación con hilo?

    Se utilizan hilos de algodón hipoalergénicos traídos especialmente de India, uno de los países donde se cree que se originó esta técnica. Lo que hace el hilo es enroscar los pelos en línea, la profesional lo da vuelta y retira los vellos de raíz, desde el bulbo, para retardar el crecimiento.

    Existen dos técnicas principales cuando se habla de este truco de belleza importado de medio oriente. La primera y la más utilizada es “El ocho”, donde el hilo se anuda en forma del número ocho y se maneja solo con las manos. En el “Bar de Cejas” prefieren usar el “Threading”, donde el hilo no se ata en los extremos, sino que es sostenido por tres vértices: las dos manos y la boca. La profesional usa un tapabocas con una abertura a la altura de los labios desde donde ataja el extremo del lado más largo.

    Peralta se entrenó durante un año para perfeccionar este sistema de depilación, y asegura que la habilidad de quien depila debe ser muy alta para evitar inconvenientes.

    Fotografía y edición digital: Marco Bogarín Modelo: Kassandra Frutos Diseño de cejas y depilación con hilo: Fátima Peralta, para Bar de Cejas

    Fotografía y edición digital: Marco Bogarín
    Modelo: Kassandra Frutos
    Diseño de cejas y depilación con hilo: Fátima Peralta, para Bar de Cejas

    Uno de los atractivos de este método de depilación es la precisión. Tras haber eliminado hileras de vello, el hilo puede llegar a rincones de las cejas para extraer incluso un solo pelo, proporcionando un resultado más exacto e idéntico al diseño original.

    El enfoque del Bar de Cejas sobre el rostro es integral. Cada elemento es, para ellos, parte de una armonía total. Las cejas son parte del equilibrio del rostro, pero cuidarlas es un detalle primordial para sacar provecho al atractivo natural de cada una. Además del diseño y la depilación con hilos, el lugar ofrece otro servicio que ha probado ser tan popular como efectivo.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: