Aclarar el color del cabello con canela

  • A más de una le atraen los colores castaños o rubios, hoy te mostramos cómo podés aclarar tu cabello con productos naturales y que realmente funcionan.

    Compartir:

    Pasar de un cabello negro a un rubio cenizo no es tan fácil. De acuerdo con expertos de una conocida marca de tintes para cabello, de una escala del 1 al 10, nunca debes cambiar tu cabello dos tonos más claro que su color natural.

    Foto: Cut & Paste

    El cabello se compone de tres partes: cutícula, córtex y médula que nacen en la raíz. El córtex contiene gránulos de melanina que se encargan de dar color al pelo y de hidratarlo. Por tanto, los tintes y las permanentes actúan sobre él.

    A continuación te dejamos una receta del portal Me lo dijo Lola para que pruebes en casa.

     Ingredientes

    Tu acondicionador favorito

    Canela molida

    Miel

    Tapa de plástico

    Procedimiento

    1. Mezcla el acondicionador con la canela y la miel en un contenedor de plástico (asegúrate de agregar al menos tres cucharadas de canela y tres de miel). Mezcla los ingredientes con una cuchara de plástico, ya que el metal puede reaccionar con los ingredientes. https://geembi.com Cubre la mezcla mientras te lavas el pelo con una bolsa de plástico o papel aluminio.

    2. Lava tu pelo de forma normal.

    3. Aplica la mezcla seccionando el pelo con las manos, asegurándote de que todas las secciones se empapen.

    4. Este paso lo puedes realizar de varias maneras. Lo ideal es envolver el cabello en una toalla caliente durante 30 minutos. Puedes también dejar que tu calor corporal haga el trabajo de la toalla. Con ambas técnicas la mezcla debe permanecer aplicada al menos por cuatro horas. Entre más tiempo, ¡mejor!

    5. Al pasar las 4 (o más horas) enjuágate el pelo.

    6. ¡Repite el proceso las veces necesarias para llegar al tono que quieres!

    Para que tu cabello no pierda vitalidad e hidratación es importante que mantengas una dieta balanceada, pero sobre todo que realices ejercicio con regularidad. Ya que la actividad física constante favorece la circulación sanguínea. ¡Cuídate!

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: