Vacunas contra el VPH, informate

  • Polémica y controvertida, la vacuna del virus del papiloma humano (VPH).

    Compartir:

    Cuestionada por varios sectores, luego de denuncias surgidas en España de casos en que se presentaron reacciones adversas después de la aplicación, las 4800 dosis de la vacuna Gardasil están siendo aplicadas a las niñas de entre 9 a 11 años de edad en las instituciones educativas. Algunas instituciones en principio han rechazado la vacunación argumentando que se trata de vacunas “delicadas” y que son los padres los que deben de llevar a sus hijas a vacunarse, deslindando cualquier responsabilidad a la casa de estudio.

    Son tres las dosis que deben recibir las niñas para evitar el cáncer de cuello uterino, que constituye la segunda causa de muerte de las mujeres en el país, nos señala la Dra. María Graciela Caballero de la Liga Paraguaya contra el Cáncer.

    La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) fue lanzada hace doce años al mercado, desde ese entonces y con la aplicación de la misma, ninguna mujer desarrolló ni lesiones pre malignas ni cáncer de cuello uterino. En el Brasil, el Sistema Nacional de Salud ya lanzó de forma gratuita como así también en la Argentina y aquí en nuestro país ya se está implementando dicha vacunación, mencionó.

    La vacuna Gardasil funciona a nivel celular ya que se trata de un virus que actúa a nivel de células produciendo lesiones en la zona intima, como ser en el tracto genital, incluyendo la zona perianal, ano rectal, boca, lengua y garganta. La vacuna que se aplica en nuestro país es cuadrivalente porque protege contra cuatro tipos de virus de papiloma para las cepas 16, 18, 31, 33 que son consideradas de alto riesgo.

    Además dichas dosis no son sólo para pre púberes ni adolescentes sino para personas de hasta 46 años de edad, indica.

    Con respecto a la efectividad y a los beneficios de la vacuna, la profesional refiere que las dosis son altamente efectivas para impedir la infección por los tipos específicos de VPH a los que están dirigidos. De igual manera los beneficios son la prevención de cáncer de cuello uterino. En el momento que la mujer se haga el Papanicolaou, la colposcopia más la vacunación, está previniendo en un 80% el padecer la enfermedad.

    Aquellas mujeres que se vacunaron desde que se inició la vacunación en los primeros países no han presentado hasta el momento lesiones pre malignas producidos por el virus del VPH ni a nivel de vulva que son las famosas verrugas.

    La Doctora Caballero señala que se puede prevenir el cáncer sin vacunarse haciéndose siempre el Papanicolaou y la colposcopia cada año, ya que las vacunas no protegen contra todos los tipos de VPH que pueden causar cáncer. Las pruebas de Papanicolaou como exámenes selectivos de detección de cáncer de cuello uterino siguen siendo esenciales para detectar los cánceres de cuello uterino y los cambios precancerosos. Además, las pruebas de Papanicolaou son especialmente importantes para las mujeres que no han sido vacunadas o que ya tienen la infección de VPH.

    En los varones.

    La doctora menciona que actualmente en algunos países la vacuna también está siendo aplicada a los hombres, ya que es recomendable por ser portadores sanos del VPH y protegiéndolos también de las verrugas genitales.

    Además señala que aquellos varones que no están circuncidados son los que están más expuestos a contraer la enfermedad, ya que dicha práctica demostró proteger a los hombres no sólo del virus del sida sino del VPH, igualmente de ayudar a las esposas o novias a evitar una infección que genera cáncer de cuello de útero.

    Un poco de historia

    A finales de la década del 90, se comprobó que el 99,7 por ciento de todos los tejidos cancerígenos del tracto genital inferior contenían el virus, lo que dio inicio a los estudios pertinentes para lograr una vacuna que logre la prevención primaria de la enfermedad, pues los métodos de detección PAP, colposcopia, etc., constituyen una prevención secundaria. Estas vacunas están hechas a partir de virus inactivos que contribuyen con el sistema inmunológico a desarrollar defensas, y se aplica vía inyección intramuscular.

    La vacuna Gardasil es producida por Merck & Co., Inc. (Merck) se trata de una vacuna cuadrivalente porque protege contra cuatro tipos de virus de papiloma humano: 6, 11, 16 y 18. Gardasil se administra en una serie de tres inyecciones en tejido muscular por un periodo de 6 meses. Gardasil fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (Food and Drug Administration, FDA)  para su uso en mujeres, con el fin de prevenir el cáncer de cuello uterino y algunos cánceres vulvares y vaginales.

    Contraindicaciones para vacunarse:

    •             La vacuna no debe ser aplicada en personas que manifiesten alergias o hipersensibilidad a la misma.

    •             Los individuos que desarrollen síntomas de hipersensibilidad después de recibir una dosis de la vacuna, no deben continuar con el esquema de vacunación.

    •             La administración de la vacuna en pacientes que presenten una enfermedad aguda grave que curse con fiebre. Sin embargo la presencia de una infección leve o fiebre de pocos grados no es una contraindicación para la inmunización.

    •             Mujeres embarazadas y en lactancia.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: