¿Te animás a la «prueba» de San Juan?

  • Este lunes es el día de este santo que guarda la idea de que puede dar pistas sobre la pareja.

    Compartir:

    Mitos, tradiciones, creencias. Lo cierto y concreto es que para algunas es un juego más y es una tradición que hasta hoy convive en nuestra sociedad.

    Velas en el agua

    Esta prueba se puede hacer el 23 a la media noche o el 24 al medio día. Encender una vela de cera. Colocar agua un recipiente. Pedir a San Juan que te dé la inicial de la persona que será tu pareja de toda la vida.

    Velas frente al espejo

    A la media noche del 23 para el día 24, encender la vela frente a un espejo…pedir a San Juan que te permita imaginar a la persona que será tu próxima pareja.

    Selección del maíz
    Esta noche, antes de dormir, la persona que hace la prueba debe colocar bajo su almohada un puñado de maíz de la variedad que se utiliza para hacer polenta y chipa (avatí morotî) y otro puñado de maíz de otra  variedad que puede ser el maíz rojo o avatí tupí  o en todo caso, maíz de palomitas. A primera hora del día 24,  con los ojos cerrados debe tomarse un grano. Si toma un maíz del llamado avatí morotî la persona se casará este año, si es el maíz rojo se casará antes de que llegue el próximo San Juan.

    La tinta
    Si tienes 25 años, coloca 25 gotas de tinta en un papel. Dobla el papel en cuatro y ponlo debajo de tu almohada. Mañana, cuando despiertes, desdobla el papel y deberá aparecer la inicial de tu futuro marido.

    Zapatilla
    La prueba de la zapatilla es la más fácil de todas. El día 24 al medio día, debes colocarte del lado que nace el sol.  Tira una zapatilla hacia atrás, y si cae sobre la suela, te casarás en el transcurso de este año.

    El nombre

    Mañana, 24,  cuando sales de tu casa para ir a trabajar,  pregunta el nombre a la primera persona que encuentras en la mañana. La inicial de esa persona será la de tu futura pareja.

     

    “San Juan dice”
    Escribir papelitos con la frase «San Juan dice que sí»y «San Juan dice que no» en una cajita. Revolver. Pedir un deseo con toda la fuerza y tomar un papelito. La respuesta es lo que dice San Juan.

     

    Cuchillo en la planta de banana

    En la noche del 23 de junio,  clavar el tronco de un banano con un cuchillo  hasta que entre toda la hoja. Dejarlo allí hasta el 24 al medio día. Retirar el cuchillo e interpretar las formas que se suponen deben formar una letra, que será la inicial de tu futuro esposo.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: