Sandra Bullock celebra sus 50 años

  • Sandy” es, en realidad, Sandra Bullock, una mujer que cumple hoy 50 años con la satisfacción de ser una de las actrices más conocidas -y mejor pagadas- de Hollywood. La pequeña Sandy vivió una infancia itinerante, junto a sus padres artistas, pero hoy su lugar en la meca del cine no es transitorio, sino uno de los más estables.

    Compartir:

    “Sandy” es, en realidad, Sandra Bullock, una mujer que cumple hoy 50 años con la satisfacción de ser una de las actrices más conocidas -y mejor pagadas- de Hollywood. La pequeña Sandy vivió una infancia itinerante, junto a sus padres artistas, pero hoy su lugar en la meca del cine no es transitorio, sino uno de los más estables.

    Su última gran película, “Gravity” (2013), dirigida por Alfonso Cuarón, le supuso una nominación como mejor actriz en la última gala de los Óscar, y aunque el galardón fue a parar a Cate Blanchett, la versatilidad de Bullock quedó probada con su interpretación junto a George Clooney, con el que se pierde, en la película, en mitad del espacio.
    Después de estudiar arte dramático en Carolina del Norte y probar suerte en Nueva York, una joven Sandra Bullock recibió sus primeros papeles en el teatro y en el cine, aunque su verdadera catapulta a la fama llegó en 1994, con la película “Speed“, coprotagonizada junto al actor Keanu Reeves, con el que también se la relacionó sentimentalmente.

    Un Razzie y un Óscar en el mismo año
    “Al verme sobre el escenario, con el público delante, sentí la sensación más extraordinaria de mi niñez, no se podía comparar ni con la ilusión de esperar a Papá Noel”, dijo Bullock

    La reina de la comedia, con permiso de Cameron Díaz, Jennifer Aniston o Reese Whitherspoon, ganó un Óscar a la mejor intérprete femenina por “Un sueño imposible” en 2009, año en el que también recogió un premio Razzie (galardones concedidos a los peores actores, directores o “films”) por su interpretación en “Alocada obsesión”.

    En su trayectoria figuran éxitos y fracasos, aunque ha sabido rentabilizar muy bien los primeros. Forbes la consideró la actriz más rentable en 2009, y desde que empezó a actuar en cintas como “En la cuerda floja” (1987) su caché no ha parado de aumentar.

    A los 8 años debutó en teatro con un grupo infantil. “Entonces supe que había nacido para ser actriz. Al verme sobre el escenario, con el público delante, sentí la sensación más extraordinaria de mi niñez, no se podía comparar ni con la ilusión de esperar a Papá Noel“, dijo en una ocasión Bullock, nacida en Arlington (Virginia).

    La protagonista de “La red” (1995), “28 días” (2000) o “Cuerpos especiales” (2013), que debutó como productora en “Siempre queda el amor” (1998), complementa su vocación, el cine, con otra pasión igual de presente en su vida cotidiana: la música.

    Su padre enseñaba canto y su madre, ya fallecida, era cantante de ópera, así que es fácil explicar la afición de Bullock por la música, hasta el punto de considerarse “melómana“.

    Esta amante del chocolate y las salchichas alemanas actúa sabiendo que hacer reír a los espectadores, a través del género de la comedia, “es lo único que les da una sensación de paz y alivio cuando las cosas son difíciles”, dijo recientemente a Efe.

    Corazón espinado
    “Mi hijo me enseña cómo disfrutar de la vida de la forma más honesta. Puedo ver las cosas a través de unos nuevos ojos, los suyos”

    Su éxito profesional no se ha reflejado en el personal, ya que, a pesar de contar en su lista de conquistas con hombres tan guapos como Matthew McConaughey, Ryan Gosling o Benjamin Bratt, además del exciclista Lance Armstrong, el único amor que no le ha fallado es el de su hijo adoptivo, de origen afroamericano.

    “Mi hijo me enseña cómo disfrutar de la vida de la forma más honesta. Puedo ver las cosas a través de unos nuevos ojos, los suyos”, confesaba a Efe hace unos meses.

    Su matrimonio con el presentador de televisión y empresario Jesse James finalizó hace cuatro años, cuando él mismo hizo pública su infidelidad con la modelo Michelle McGee.

    Hoy, en el día de su 50 aniversario, Sandra Bullock disfruta del presente sin mirar demasiado al pasado y, en un futuro no muy lejano, podría llegar a ser la protagonista de una película inspirada en una trilogía de libros eróticos si acepta el papel que la actriz Farrah Abraham, autora de las novelas, ha pensado para ella o para la intérprete Jessica Alba. EFE/ Isabel Pelaez.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: