Puntos gatillo: una contractura dentro de otra contractura

  • Te contamos qué lo causa, cómo reconocerlo y cómo tratarlo.

    Compartir:

    Conocido como Trigger point o síndrome miofascial, un punto gatillo es simplemente un nudo muscular, a menudo muy doloroso.

    ¿Por qué se forma un trigger point?

    La formación de un punto gatillo puede deberse a posiciones de trabajo mantenidas durante mucho tiempo o gestos a veces demasiado repetitivos en nuestra vida diaria.

    Esto puede provocar rigidez articular o muscular, entumecimiento, sensación de hormigueo o incluso tendinopatía, dolor de cuello o cualquier otro dolor físico.

    ¿Cómo reconocer un punto gatillo?

    Reconocible a la palpación, el punto gatillo da como resultado un endurecimiento, es decir, una zona dura, en forma de semilla de aceituna en el cuerpo muscular.

    ¿Cómo deshacernos de estos nudos en casa?

    Te explicamos la técnica de un típico automasaje en tres pasos a seguir y que se pueden repetir:

    – Identificar la zona dolorosa y buscar su punto de tensión.

    – Presionar el punto de tensión para bloquear el flujo sanguíneo durante 30 segundos.

    – Masajear durante 1 minuto con movimientos circulares para reactivar la circulación de sangre y oxígeno a esta zona tensa y reparar suavemente el músculo.

     

     

    Fuente: Elle Argentina.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: