Peligroso trastorno que te hace «ver fea» aunque no lo seas

  • A través de este artículo te informamos sobre este peligroso trastorno. 

    Compartir:

    Es común que las mujeres tengan alguna zona del cuerpo que no les agrade tanto, sin embargo, en ocasiones todo se puede tratar de un trastorno que te hace ver fea o ver defectos en tu cuerpo que en realidad no existe.

    Se trata de «dismorfia» o «dismorfofobia», trastorno que según los especialistas consiste en que una persona se vea a si misma o una parte de su cuerpo de una manera totalmente distinta a como es realidad. Aunque no lo creas, este trastorno te hace ver en esa zona del cuerpo, un defecto que en realidad no existe, lo que desencadenar un terrible pico de angustia.

    Las zonas más «afectadas» por este trastorno son el rostro, nariz, cutis, arrugas, acné, cabello, el tamaño de los senos y hasta los genitales.

    ¿Cómo saber la disformia o dismorfofobia se está apoderando de tu mente?, te dejamos algunas señales de que ese defecto en el que tanto insistes, no puede ser más que el producto de este trastorno.

    1.Te preocupas excesivamente por un defecto percibido en tu apariencia que los demás no ven o le dan una importancia menor.

    2. Crees convincentemente que tienes un defecto en tu apariencia y que te hace ver desagradable o hasta deforme.

    3. Crees que los demás se burlan de tu por tu apariencia.

    4. Intentas esconder los defectos a través de tu ropa o maquillaje.

    5. Comparas tu apariencia frecuentemente con la de los demás.

    6. Tienes tendencias perfeccionistas.

    7. Te sometes a procedimientos estéticos sin quedar satisfecha.

    8. Evitas socializar.

    9. Te preocupas tanto por tu apariencia, que te causa angustia y hasta problemas en tu trabajo, con tu pareja.

    En caso de notar algunas de estas señales de forma continua es recomendable acudir a un médico ya que esto podría llevarte a tener un cuadro de ansiedad, depresión, desorden alimenticio y hasta de abusar de ciertas sustancias.

    FUENTE: Siempre Mujer. 

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: