Jugar también es tendencia

  • Expertos afirman que gustos no han cambiado, pero ahora los juguetes son más interactivos.

    Compartir:

    (EFE).- Los Reyes Magos evaluaronel comportamiento de los más pequeños para depositar regalos, o en su demérito carbón, a los pies del árbol. Melchor, Gaspar y Baltasar intercambian juguetes clásicos renovados, más interactivos y electrónicos, por el típico ágape al que les convidan los niños.

    La tendencia en juguetes varía poco respecto al comportamiento de otros años, aunque las tradicionales muñecas, coches y cocinitas incorporan más elementos interactivos y aplicaciones electrónicas.

     

    Mascotas virtuales

    Tamagotchis”, “furbys” o “skylanders” son modelos en boga “que demuestran este gusto de los niños por las mascotas virtuales“, explica el director de mercadotecnia de Toys “R” us Iberia, Ricardo Quiroga, quien piensa que “los gustos no han cambiado tanto”, sino que, simplemente, se han adaptado a la modernidad.

    La opción en auge de tabletas, videojuegos y móviles evidencia el abaratamiento y posterior accesibilidad de la tecnología a todas las capas sociales. Los juguetes tecnológicos conviven con juegos reunidos y educativos, así como con artículos ecológicos que atestiguan una conducta más responsable en el consumo.

    Las muñecas supusieron en 2012 “el 21,6 % de las ventas anuales de juguetes” en España, según datos de laAsociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), así que son un apartado muy mimado por los comerciantes. Este año repiten éxito algunos modelos de “Barbie”, “Monster high” o clásicas como “Pin y pon” y “barriguitas”.

    Imagen: Efeestilo.com

    Imagen: Efeestilo.com

    Juguetes góticos, de moda

    La saga de muñecas “Ever after high”, “hijas de Cenicienta o de Caperucita Roja”, se instala en las estanterías de las tiendas y se convierte en una de las grandes apuestas de Mattel, según confirma a Efe Estilo la directora de “marketing” de esta marca en España, Elvira Sanjurjo, quien explica que la fama de estas muñecas reside “en que son personajes que encierran una historia muy humana”.

    El estilo gótico define las últimas creaciones de la firma de juguetes, que trata de reflejar en los diseños “la sociedad en la que vivimos”, explica Sanjurjo. Por eso, la clásica “Barbie” desempeña más roles que nunca, desde doctora a astronauta, y las nuevas “Ever after high” animan a las niñas “a elegir su destino”.

    Los “Micro Machines”, el “Scalextric” u otros clásicos como el “Monopoly” o el “Tabú” comparten la carta a los Reyes Magos con juguetes bilingües, como “Dora Exploradora” o con los peluches de las series infantiles favoritas, como “Peppa pig” o “Bob Esponja”.

    Publicidad poderosa

    El éxito de un juguete está condicionado por “la publicidad”, subraya Ricardo Quiroga, aunque también depende de factores subjetivos que marcan los propios padres, quienes se fijan en su “valor educativo” o en su efectividad a la hora de desarrollar la imaginación y la creatividad de los pequeños de la casa.

    El sexismo en la publicidad navideña de juguetes trae de cabeza a padres y asociaciones, como el Instituto Andaluz de la Mujer, que ha emitido, junto al Consejo Audiovisual de Andalucía, un informe en el que concluyen que “el 81 % de los anuncios navideños de juguetes contiene un tratamiento sexista”.

    Por eso, en Toys “R” us no clasifican los artículos según sexos, sino por su tipología. “Los niños también compran muñecas“, afirma Quiroga, así que su propósito es ofrecer a la sociedad un centro de compra de juguetes “que apuesta por la diversidad“.

    Y como el acceso a los juguetes es desigual entre la población mundial, también en este ámbito afloran las buenas obras, como la campaña“Un juguete, una ilusión”, que se encarga, desde 2000, de enviar regalos a los niños más desfavorecidos a iniciativa de Radio Nacional de España y de la Fundación Crecer Jugando. EFE.

     

    Imagen: Efeestilo.com

    Imagen: Efeestilo.com

    Imagen: Efeestilo.com

    Imagen: Efeestilo.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: