Cine complejo y sin fisuras en la lucha por la Palma de Oro de Cannes

  • El cine profundo y de autor es el protagonista este año de la competición del Festival de Cannes, con nombres consagrados como los de Nanni Moretti, Jacques Audiard, Hirokazu Kore-Eda o Gus Van Sant entre los aspirantes a la Palma de Oro de esta 68ª edición, que comienza el miércoles.

    Compartir:

    Durante doce intensos días, esta apacible y glamurosa localidad de la Costa Azul francesa acogerá la cita cinéfila más importante del año, con la mayor concentración posible de talento, poder y estrellas por metro cuadrado.

    En lo que se refiere a la sección oficial, hay una aplastante mayoría de cine francés, con cinco títulos, por tres de Italia, dos Estados Unidos, dos de China y uno de México, Japón, Australia, Grecia, Canadá, Hungría y Dinamarca.

    De los directores que participan este año, ninguna pertenece al selecto club de los que ya cuentan con dos Palmas -solo lo han conseguido Alf Sjöberg, Francis Ford Coppola, Bille August, Emir Kusturica, los hermanos Dardenne, Shohei Imamura y Michael Haneke-, pero varios cuentan con un ejemplar del máximo galardón de Cannes.

    Nanni Moretti la consiguió en 2001 por «La stanza del figlio» y ahora tratará de repetir con «Mia Madre», con Margherita Buy y John Turturro, al igual que Gus Van Sant que buscará la segunda con «The Sea of Trees», con Matthew McConaughey y Naomi Watts, tras hacerse con la primera por «Elephant» en 2003.

    Son los únicos de los 19 competidores que podrían repetir, ya que los demás nunca han llegado tan alto en Cannes.

    El francés Jacques Audiard -que tiene un Gran Premio y un galardón de mejor guión- optará a la Palma por «Dheepan», la historia de un guerrillero tamil de Sri Lanka, mientras que el japonés Kore-Eda, viejo conocido de Cannes, donde ha presentado cuatro largometrajes, competirá con «Unimachi Diary» («Our little sister»), de nuevo con su recurrente temática familiar.

    El estadounidense Todd Haynes regresa a la competición de Cannes tras 17 años de ausencia, con «Carol», en la que cuenta una relación lésbica en el Nueva York de los años cincuenta con Cate Blanchett y Rooney Mara como protagonistas.

    Un debutante en la carrera por la Palma de Oro es el mexicano Michel Franco, que se llevó en 2012 el premio del jurado de la sección «Una cierta mirada» con «Después de Lucía», y ahora pasa a la sección principal con «Chronic».

    Tim Roth encabeza el reparto de una historia sobre un cuidador de personas en fase terminal.

    Los italianos Matteo Garrone -que acumula dos Grandes Premios- y Paolo Sorrentino -con solo un Premio del Jurado- llegan a Cannes con «Il racconto dei racconti» y «Youth», respectivamente, con dos películas en las que los realizadores han abandonado su lengua materna.

    «Il racconto dei racconti» es una libre interpretación de cuentos de Giambattista Basile y cuenta con Salma Hayek y Vincent Cassel, mientras que «Youth», sobre dos amigos en el final de sus vidas, cuenta con un reparto de lujo: Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano y Jane Fonda.

    También con elenco destacado -Michael Fassbender y Marion Cotillard- el «Macbeth» del australiano Justin Kurzel, que entra en competición en Cannes con su segundo largometraje, o «Valley of Love», del francés Guillaume Nicloux, que cuenta nada menos que con Gérard Depardieu e Isabelle Huppert.

    Desde China dos cineastas muy diferentes y habituales ambos de los certámenes internacionales de cine: «Nie Yinniang» («The assassin», de Hsiao Hsien Hou, y «Shan he gu ren» («Mountains may depart»), de Jia Zhan-Ke.

    El cine complejo del griego Yorgos Lanthimos se traslada al futuro con un reparto internacional -Colin Farrell y Rachel Weisz- en «The Lobster», y el canadiense Denis Villeneuve ubica su «Sicario» en la frontera mexicana en una historia protagonizada por Emily Blunt y Josh Brolin.

    La superación de la muerte en «Louder than bombs», del danés Joachim Trier, con Gabriel Byrne y, de nuevo, Isabelle Huppert; la vida en el campo de Auschwitz-Birkenau en «Son of Saul», del húngaro Lászlo Nemes, y el recuerdo de una pasión en «Mon roi», de la francesa Maïwen, son otras de las historias que tratarán de convencer a un jurado presidido por los hermanos Coen y que cuenta con el mexicano Guillermo del Toro entre sus integrantes.

    La amplia participación francesa se completa con «La loi du marché», de Stéphane Brizé, y «Marguerite & Julien», de Valérie Donzelli, aunque hay otros dos filmes de esa nacionalidad, el de apertura y cierre de Cannes, en la sección oficial pero fuera de competición: «La tête haute», de Emmanuelle Bercot, y el documental medioambiental «La glace et le ciel», de Luc Jacquet.

    Y fuera de la sección oficial, algunos de los títulos más esperados por el gran público: lo nuevo de Woody Allen -«Irrational Man»- y de Pixar -«Inside Out»-; el regreso de Mad Max; el documental dedicado a la vida de la fallecida cantante británica Amy Winehouse o el debut de Natalie Portman detrás de las cámaras.

    Una 68ª edición que estará presidida desde el cartel oficial por la sonrisa de Ingrid Bergman, a la que además se dedicará un homenaje por el centenario de su nacimiento. EFE

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: