Ben Affleck tiene problemas con el juego

  • Un mes después de que fuera expulsado del Casino Hard Rock de Las Vegas, volvió a tener problemas en otro establecimiento similar.

    Compartir:

    Ben Affleck sigue teniendo problemas con el juego. Un mes después de que fuera expulsado del Casino Hard Rock de Las Vegas, volvió a tener problemas en otro establecimiento similar de una ciudad en la que pasaba una escapada romántica con su esposa Jennifer Garner. El motivo era el mismo: querer contar las cartas de su juego favorito, el Black Jack, una técnica que va en contra de los intereses del casino.

    El sistema consiste en llevar el registro del número de cartas altas y bajas que han ido saliendo para calcular el valor de las apuestas siguientes, en función de la probabilidad de hacer Black Jack con las restantes. De hecho no es una acción ilegal, pero los casinos se reservan el derecho de tomar medidas, como la expulsión de un jugador, al ser un establecimiento privado con derecho de admisión.

    Para evitar que Jennifer Garner se molestase, Affleck se llevó a una de sus hijas, Seraphina, de 5 años hasta una joyería. Allí, sabedor de los delirios de su esposa por los diamantes, eligió con ayuda de la niña uno de ellos para que perdonase esa inoportuna recaída en la equívoca regla de juego que Affleck practica y que no está aceptada del todo en los casinos. El actor y director suele tener buena suerte: en el 2003 se llevó 800.000 dólares de una mesa de juego. Pero no se sabe las veces y cuanto ha perdido a lo largo de su “carrera”.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: