Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Cinco tips para no comer demás en la oficina

  • El lugar donde uno puede engordar sin darse cuenta, es en el trabajo. Tener un horario de desayuno y merienda pero aún así estar comiendo uno que otro producto durante el día, puede hacer subir de peso notablemente.

    Compartir:

    Hoy en día, las exigencias de la vida demandan que las personas pasen muchas horas en un escritorio sentados o trabajando frente al computador. Lo anterior se traduce en que el gasto energético que se realiza es nulo. Esto, sumado con una mala alimentación es el resultado de que se suba de peso, dice el sitio BioBioChile.

    Foto: www2.esmas.com

    Según un estudio de CareerBuilder, empresa líder en búsqueda de trabajo, existen tareas laborales que ayudan a la acumulación de grasa en la cintura.

    Es así como un 44% de las personas que se encuentran en puestos de gestión están más propensos a subir de peso en comparación con los que ocupan otros cargos.

    Dentro de los trabajos que se resaltan en la investigación están los relacinados con las áreas de servicios financieros, cuidado de la salud y los negocios.

    Asimismo, la investigación también entregó cifras sobre los trabajadores que suelen perder peso en su puesto laboral y corresponde a un 16% versus a los que se mantienen que es un 45%, según consigna el sitio Yahoo Mujer.

    Pero para evitar subir de peso comiendo cosas entre las comidas oficiales, CareerBuilder entrega 5 tips para lograrlo:

    1. Ejercitarse: Dejá de estar sentada en tu asiento y movilizate un poco más. Subí las escaleras y evitá el ascensor, estirate y realizá algunos ejercicios sencillos desde tu lugar.

    2. Llevá tu almuerzo: Si bien lo más sencillo y práctico es ir a un restaurante o hacer pedido de comida rápida, esto no favorece a tu cuerpo. Procurá llevar comida saludable de tu casa-

    3. Rechazá las golosinas: Lo primero que debés hacer es rechazar toda golosina que veas. Debés tener fuerza de voluntad para dejar de seguir consumiendo ese azúcar que te hace subir de peso.

    4. Sacá provecho a los beneficios: Si tu trabajo tiene convenios con gimnasios, lo ideal es aprovecharlo y asistir antes o después de la jornada laboral.

    5. Parate: Es mejor empezar a reemplazar las llamadas a los anexos y dejar de movilizarse en la silla con ruedas. Lo mejor es pararse y realizar un poco más de actividad física.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios