Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Alimentación y riesgo de enfermedad cardiovascular

  • Algunas enfermedades cardiovasculares se deben a la acumulación de grasa y colesterol en las arterias del organismo. Nuestra nutricionista Fátima Flecha nos ayuda a elegir los alimentos correctos.

    Compartir:

    Este proceso se vuelve especialmente peligroso cuando las arterias implicadas son las arterias encargadas de aportar la sangre al cerebro y al corazón. Sabemos que el tipo de alimentación es una variable a tener en cuenta en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

    Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las principales causas de enfermedad cardiovascular son el consumo de tabaco, un estilo de vida sedentario y una alimentación poco saludable rica en grasas.

    Por otra parte, la alimentación está relacionada con el estrés, la ansiedad y con las emociones en general. A su vez el estrés está relacionado con la obesidad, el sobrepeso y el estilo de vida y por tanto con la salud cardiovascular.

    Selección de alimentos para triglicéridos y colesterol alto

    Leche: Descremada.

    Yogurt: Descremado, solo o con cereales sin azúcar o con frutas.

    Queso: Untable o de pasta firme dietético.

    Huevo: Clara todos los días, entero con una frecuencia de no más de tres veces en la semana. No consumir frito, se puede consumir pasado por agua, en distintas preparaciones.

    Carne: de pollo sin piel, preferentemente pechuga, pescado, carne de ternera sin grasa. Se puede consumir preferentemente a la parrilla, a la plancha, evitar fritos.

    Vegetales: Preferentemente crudos, lechuga, tomate, brócoli, alcachofas, cebolla, apio, puerro, zanahoria, espárragos, rúcula, espinaca, calabaza, acelga, berros, pimiento, pepino, rabanito, berenjena y coliflor.

    Frutas: Naranja, toronja, mandarina, manzana, pera, melocotón, damascos, ciruela, sandia, piña o ananá, uvas (1 taza), frutillas (1 taza), cerezas (1 taza), aguacate, papaya, kiwi.

    Cereales: Preferentemente integrales, arroz, germen de trigo, levadura de cerveza, lecitina de soya, salvado de trigo, semillas sésamo, girasol, pan de harinas integral. Evitar amasados de pastelería, bollos, etc.

    Legumbres: Lentejas, soya y garbanzos.

    Azúcar: Reemplazar por edulcorante.

    Aceite: Oliva, girasol, maíz, uva. No utilizarlo como medio de cocción, sólo como condimento para purés o ensaladas.

    Bebidas: Preferentemente agua (2 litros diarios), gaseosas Light, zumos de frutas y verduras, sin el agregado de azúcar. Evitar las bebidas alcohólicas.

    Condimentos: Sin inconveniente, se deberá restringir la sal en caso de sufrir de hipertensión arterial.

    Dulces: Evitarlos, sólo los dietéticos en cantidades moderadas.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios