¿Quién se resiste a un rico beso?

  • Clases e importancia de los besos.

    Compartir:

     

    Lo más lindo y natural es dar y recibir un beso que nos guste, y de hecho, hasta los científicos más serios y rectos coinciden en que darle un beso a otra persona es beneficioso para nuestra salud. ¿Y esto por qué? Porque cuando besas a alguien, tu cerebro libera oxitocina, que inmediatamente te dará una sensación de bienestar. La oxitocina es una hormona que está relacionada con funciones básicas como enamorarse, el orgasmo, a la vez que tiene que ver con todos esos sentimientos placenteros, como la afectividad, la ternura y el acto de tocar.

    Varias reacciones físicas se presentan cuando le das un beso a la persona que querés, un beso apasionado estimula la liberación de adrenalina en la sangre, y tu corazón, a mil por hora.

    ¡Qué importante es un beso!

    El primer contacto íntimo que se produce con nuestra nueva pareja, es el beso, por lo tanto es importantísimo para algunas personas, ya que muchas veces puede decidir el futuro de la pareja. Aunque no para todos es igual, recuerda que si ese primer beso con tu pareja no fue ideal, no significa que no sean compatibles, así que pueden seguir intentándolo… todas las veces que sea necesario.

    Los más conocidos…

    – Besos sin lengua

    Tiernos, pero también pueden ser sensuales. El hecho que sean sin lengua no significa que sean solo los famosos “piquitos”. Puedes jugar con los labios de tu pareja, intentando atrapar uno de los labios de tu pareja con los tuyos, puedes morderlos suavemente, besar sus comisuras, y no te limites a los labios, seguí jugando, besá toda su cara, sus mejillas, frente, párpados… y si querés hacerlo un poco más sensual, rozá sus labios con la punta de tu lengua (sin llegar a introducirla en su boca) entre beso y beso.

    – Besos con lengua

    Íntimos y sexuales, estos son los que te dicen si va o no a funcionar. Por supuesto que si ese hombre que te gustó, te da un beso con “demasiada lengua”, de seguro ni por la calle lo vas a querer encontrar. Un beso bien dado no es sólo “meter la lengua hasta la garganta”, como muchos creen, cuando beses con lengua comienza introduciendo la punta de tu lengua suavemente en su boca para acariciar con ella la lengua de tu pareja. Juega con ella dentro de su boca. Acaricia sus dientes, su paladar, explora su boca. Pero permitiendo que tu pareja también juegue en la tuya. Otro factor importante es que hay que respirar, así que no debes agobiar a tu pareja con besos demasiado largos y profundos.

    Algunos consejos:

    • Unas mentitas, un chicle o un cepillo de dientes a mano nunca van a estar de más. En especial si te acabas de comer un plato muy aliñado. Una boca limpia y fresca va a hacer que sea un agrado besarte.

    • No te apures, trata de combinar la dulzura, el tacto y la agilidad.

    • Para un buen beso, no necesitas mucha saliva. Cuando veas que es tu oportunidad, traga saliva y ¡lánzate!

     

    Fuente: http://www.bellezayalma.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: