¿Hablamos de condones?

  • Nueva relación: Cuando la protección no es tema de conversación, los problemas aparecen después.

    Compartir:

     

    Cuando la ginecóloga te dice que  tenés una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS), empiezan las desconfianzas y muchas veces queremos culpar a nuestras parejas. “Fue el desgraciado quien me transmitió ese hongo”, ¿dijiste alguna vez?

    Cuando iniciamos una relación, es importante que la protección esté en la conversación. Claro que hay otras cosas más sensuales de qué hablar, pero “¿qué es mejor, que hables de condones ahora o que lo evites y tener que enfrentarte a un embarazo indeseado o a una ETS después?”, dice el sitio mexicano Hablemosdeamor.mx

    Aquí algunos consejos de este sitio que reproducimos aquí por considerarlo de interés y porque nos servirá para abordar este tema con una nueva pareja:

    Hablar con seguridad.

    Hablar sobre condones puede resultar muy incómodo, pero tenés que tener en cuenta dos cosas: una, que tu pareja probablemente esté tan nerviosa como vos a la hora de sacar el tema. ¡Será un alivio el que tú tomes la iniciativa! Y dos: el que lo hagas demuestra, que eres una persona responsable que se preocupa tanto por su salud como por la de su pareja. Esto no tiene nada de malo, ¿verdad?

    Tener argumentos preparados

    A veces, una nueva pareja es reacia a utilizar preservativos. Por ello,  es importante que conozcas algunos datos para presentar una argumentación sólida sobre por qué deberíais usar condones. Podés mencionar el riesgo de un embarazo indeseado y de una ETS y el hecho de que te parece que el sexo seguro es más gratificante que el sexo con riesgo para tu salud.

    Una de las excusas más utilizadas en contra del preservativo es que hace el sexo menos placentero (lo que no tiene por qué ser en ningún modo cierto). Así que, la próxima vez que tu pareja se queje porque el sexo con condón es menos placentero, pregúntale si el no tener sexo es más placentero que tenerlo con un condón. Porque esas son las únicas dos opciones que tendrá.

    Practicar

    Si te pone nerviosa el hablar de preservativos con tu pareja, practicá un poco de antemano. Ya sea sola o con un buen amigo que haga de pareja. Puede parecer absurdo decirle al espejo que querés usar condones, pero hará que te sientas más segura cuando lo tengas que decir de verdad.

    También podés prepararte algunas frases de antemano. Por ejemplo: “Siempre utilizo condones con parejas nuevas para que los dos estemos protegidos”, o “no me importa comprar yo los condones, ¿preferís alguna marca en particular?”. Asegurate que dejás claro desde el principio que sin condón no hay sexo: sólo lo habrá si es sexo seguro.

     

    Lo que no debes hacer:

    Dejarlo para úlltimo momento

    Puede ser muy difícil encontrar un momento adecuado para sacar el tema la primera vez que estás con una pareja. Si lo dejás, para cuando estés desnuda, ya es demasiado tarde. Corrés el riesgo de dejarte llevar y que te parezca que hablar de preservativos te corta el momento de pasión. Por el contrario, si sacas el tema demasiado pronto, te preocupará que tu pareja piense que eres demasiado directa. No obstante, en el momento en el que te quedaste en ropa interior, está muy claro a dónde lleva la situación.

    El mejor momento para hablar de condones es cuando todavía estás vestida, si está claro lo que va a pasar. Pero lo obvio es que no vayas más allá de tu ropa interior sin hablar de ello.

    No discutas, no cedas.

    Si tu pareja no está dispuesta a usar condones, tienes que ser fuerte. El uso del condón no debe ser negociable. No te creas ninguno de los mitos que tu pareja puede contarte para librarse de usar un condón. Y no cedas ante peticiones aparentemente razonables como “solo quiero saber lo que es hacerlo sin condón un ratito”.

    Mantente firme en tu decisión: ¡o los condones o un análisis reciente de ETS de ambos o no hay sexo! Suena muy duro, pero ¿realmente quieres practicar el sexo con alguien que no te respeta a ti ni a sí mismo lo suficiente como para practicar sexo seguro?

    No dejes de hablar después

    Hablar de condones al principio de la relación es empezar con buen pie. Pero no debes tener miedo de sacar el tema de nuevo más adelante. En una relación estable, la gente tiende a pasarse a otros métodos anticonceptivos, como la píldora o el DIU. Pero éstos no te protegen contra las enfermedades de trasmisión sexual.

    A menos que ambos se hagan análisis con frecuencia para detectar ETS y sean 100% fieles, los condones son necesarios todavía. Si creés que tu pareja te engaña o tenés más de una pareja, usa condones de nuevo hasta que te hagas el siguiente análisis.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: