El sexo tántrico prologa el placer

  • Así lo asegura la sexóloga Alexandra Rampolla en su sitio personal.

    Compartir:

    ¿De qué se trata el sexo tántrico? pregunta la experta  Alexandra Rampolla para explicar de qué se trata:  Es la expresión física del tantra, una filosofía antigua de la India que propone otra manera de mirar el mundo. Desde su punto de vista, cada aspecto de la creación, incluso la sexualidad, debe ser celebrado y tratado como algo sagrado. El tantra se basa en enseñanzas de iluminación espiritual y considera que la fuente de energía más poderosa en el mundo es la sexual y, por lo tanto, la relación carnal se convierte casi en un rito.

    Propone olvidarse del sexo convencional

    El sexo tántrico propone encuentros sexuales largos y relajados, incluso hasta con pausas, en los que el objetivo no es alcanzar el orgasmo, sino saborear todo el camino en pos de lograr mayor intimidad y unión con la pareja. Además, ayudará a alcanzar un placer; ¡casi divino!

    Hay una serie de ejercicios que ayudan a extender la etapa de excitación y así se puede disfrutar más de los placeres sensuales derivados de los juegos eróticos. Además, cuando la etapa de excitación se prolonga permite que estemos más atentos a los sentimientos de nuestra pareja. Inspirados en eso, desde Universo Alessandra compartimos algunas ideas para que vivan el placer de un encuentro sexual diferente.

    La respiración

    El hombre se sienta con las piernas abiertas y los talones enfrentados, mientras que la mujer se sube sobre él y pasa sus piernas por alrededor de su cintura. Comiencen a respirar de forma pausada. A la vez que uno exhala, el otro inhala el aire de su pareja. Cierren los ojos y traten de concentrarse en el ahora, de estar presentes en ese momento con su pensamiento y todos sus sentidos.

    Caricias y masajes sensuales

    Estimulen todos sus sentidos con caricias y masajes eróticos. Con sus manos hagan movimientos largos y circulares sobre la piel de su pareja, y así exploren todo su cuerpo, excepto los genitales y los pechos.

    Juegos sexuales

    Recorran con besos el cuerpo de su pareja, ¡pero sin tocarse! Poco a poco vayan llegando a los genitales, siempre con mucha suavidad. Recuerden que en esta etapa buscan lograr una mayor excitación prolongando el placer, ¡así que no se apresuren! Además, deben mantener el ritmo inicial de la respiración.

    Penetración y orgasmo

    Al principio la penetración es estática. No hagan ningún movimiento, sólo continúen acariciándose y sus genitales comenzarán a moverse por su cuenta. Pueden seguir sentados o el hombre puede recostarse, pero la mujer siempre queda encima de él. Cuando sientan que la eyaculación está cerca, pueden regresar a los ejercicios de respiración y a las caricias para prolongar esa situación de placer hasta que finalmente estén preparados para dejarse llevar, ¡y encontrar ese Gran Oooh casi sagrado!

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: