Ejercicios para un mejor orgasmo

  • Para tener relaciones sexuales de manera intensa y placentera, es importante que también tengas buena condición física, lo cual te permitirá disfrutar de orgasmos más saludable junto con tu pareja.

    Compartir:

    Los músculos de los glúteos, muslos, abdomen, la zona pélvica son las zonas que más se utilizan durante una relación. Tener bien ejercitadas estas partes permiten mejorar el dominio sobre el cuerpo, ampliar la variedad de movimientos pélvicos y alcanzar mayor orgasmo.

    Los siguientes cuatro ejercicios pueden ayudarte a conseguir una mejor flexibilidad y por ende mayor satisfacción sexual.

    1. Estiramientos. Es importante que antes de cualquiera de estos ejercicios, realices una serie de estiramientos de piernas, brazos, flexiones de rodilla, cuello, tronco, cadera. Practica una serie de arcos hacia atrás y hacia delante, que te ayudan a incrementar la flexibilidad y libera tensiones.

    2. Balanceo de la pelvis. De pie, con las piernas separadas y las rodillas ligeramente flexionadas, los brazos atrás y con las palmas abiertas hacia delante, desplaza la pelvis hacia atrás a la vez que inhalas lentamente. Ahora, desde la misma postura exhala y desplaza la pelvis hacia delante, balancea los brazos, las manos y los genitales. Repite este ejercicio durante cinco minutos con un movimiento continuo de la pelvis.

    3. Círculos con la pelvis. De pie, con las piernas separadas y las rodillas ligeramente flexionadas, coloca las manos en las caderas; concéntrate en tu cadera y gira lentamente la pelvis trazando círculos amplios. Repite diez veces a la derecha y otras diez a la izquierda.

    4. Elevación de la pelvis. Recostada boca arriba, apoya la columna vertebral en el suelo, dobla las rodillas y apoya las plantas de los pies en el suelo con las piernas separadas. Coloca los brazos a los lados con las palmas de las manos hacia abajo. Exhala y levanta la columna todo lo que puedas presionando los glúteos y los músculos abdominales inferiores, así como de la parte interna de los muslos. Inhala y baja la columna y los glúteos hasta el suelo. Repite 10 ejercicios.

    Recordá que una buena flexibilidad en las articulaciones permite posturas nuevas y mayor movilidad.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: