Diez consejos para mejorar la sexualidad

  • La sexualidad es un aspecto fundamental en la calidad de vida. Sin embargo, para muchas mujeres sigue siendo un tabú. El desconocimiento fisiológico de su organismo alimenta mitos y miedos que ocasionan disfunciones relacionadas con el dolor, como el vaginismo y la dispareunia. La razón nos la ofrecen los expertos

    Compartir:

     

    De acuerdo con la experta Ana Belén Romero, estos son los pasos a seguir por una mujer con algún tipo de disfunción sexual e interesada, no solamente en superarlo, sino en enriquecer este ámbito de su salud, a través del auterotismo:

    1.- Normalizar el concepto de masturbación para desmitificar y eliminar culpas o vergüenzas. Para esto debe consultar con un especialista en Sexología.

    2.- Favorecer un espacio de la propia intimidad. Se aconseja dedicarse un tiempo a solas, sin prisas o preocupaciones.

    3.- Conocer la anatomía genital y sus funciones. Esto, mediante una autoexploracion que le permita visualizar los genitales. Para esto puede utilizar un espejo.

    4.- Autoestimularse sexualmente, con el objetivo de obtener placer y conseguir un orgasmo. Se puede seguir los pasos descritos en el libro “Técnica de entrenamiento en masturbación” de Lobitz y LoPicolo, pero siempre guiada por un especialista en Sexología, que atiende al aspecto psicológico y emocional de la disfunción y que adapte los tiempos y los ejercicios a las características físicas y las necesidades psicológicas de cada mujer.

    5.- Estimular las fantasías sexuales, a través de películas y lecturas eróticas.

    6.- Utilizar juguetes adecuados y lubricantes, obtenidos en tiendas especializadas.

    7.- Hacer participe a la pareja, dejando ver como la mujer se masturba, así se fomenta la fantasía sexual, la autoconfianza en sí mismo, y la complicidad.

    8.- Desear desearse. Dejarse quererse por sí mismo y disfrutar con ello, haciendo conscientes las sensaciones placenteras que se obtienen con el orgasmo en las prácticas masturbatorias, con el fin de incorporarlas plenamente.

    9.- Ceder a la curiosidad y ampliar las experiencias placenteras, para nuevas formas de estimulación, sin vergüenza.

    10.- Autovalorar el cuerpo como lo más precioso y preciado que se tiene.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: