Cinco consejos para la protección sexy

  • Cuidarse no tiene por qué ser aburrido

    Compartir:

    Por Elina von Dyck

    Es bueno y saludable tener sexo, pero aún mejor y más saludable es tener sexo seguro. De hecho, es imprescindible hoy en día protegerse mientras se divierten bajo las sábanas.

    A pesar de la imperiosa necesidad de tener relaciones protegidas, muchas personas se resisten a usar condones. Algunos hombres dicen que les molestan, algunas mujeres también aseguran que no se siente igual y ambos arguyen que el momento de la colocación se puede convertir en un momento muy poco sexy.

    A pesar de estos argumentos, el sexo seguro es una cuestión que no puede omitirse bajo ningún pretexto. Practicarlo es una manera de respeto hacia el propio cuerpo y hacia el de la pareja sexual y, obviamente, de evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

    En cuanto a la creencia popular de que los condones no se sienten tan bien a la piel y que hacen del sexo ligeramente menos placentero, podemos asegurarles que esto se trata de un mito. Recientes estudios realizados en el Centro de Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana en Estados Unidos encontraron que los niveles de placer y orgasmos no variaban significativamente al tener sexo protegido.

    De hecho, esta idea es muy poco válida ya que hoy en día están disponibles una enorme variedad de condones como para satisfacer todos los gustos y las preferencias. Para quienes se sienten incomodados por su presencia durante sus relaciones, pueden optar por los condones extra finos, que permiten más sensibilidad y la misma protección efectiva que otros condones tradicionales.

    Existen numerosas maneras de tener sexo seguro y absolutamente divertido y fantástico. En primer lugar es importante probar distintos modelos hasta dar con aquel que mejor te satisfaga a vos y a tu pareja. Ir probando distintas opciones también puede servir para salir de la rutina y agregar un toque de diversión a tus encuentros.

    Les puedo garantizar que la protección sexual puede ser extremadamente sexy, y no porque el sexo sea seguro tiene que ser aburrido. ¡Muy al contrario! Veamos cinco tips sencillos para tener sexo fabulosamente protegido.

    1. Usen el tamaño adecuado

    A la hora de comprar el condón es fundamental que encuentren el tamaño adecuado. Uno que sea demasiado ajustado puede reducir la sensación y hacerles perder la erección y, por supuesto, corre más riesgo de romperse.

    Para saber si el tamaño es el correcto, rueden el preservativo hasta la base del pene, si no llega hasta la base misma no les servirá. Por otro lado, uno demasiado grande, puede salirse y además, tanto látex sobrante podrá sentirse muy incómodo.

    ¿Cómo saber cuál es el tamaño adecuado para ustedes? Existe un método casero supersencillo. Usen un tubo de papel higiénico vacío e inserten dentro de él el pene erecto. Si sobra mucho espacio, les sentará mejor los condones chicos, si cabe justo es recomendable un tamaño estándar y si es muy ajustado pueden probar uno grande.

    2. No pierdan el tiempo

    Recuerden siempre que enrollarse uno no tiene por qué arruinar sus ganas. Mientras más rápido puedan colocárselo, mejor, por lo que practiquen mucho para minimizar el tiempo perdido.

    3. Usen lubricante

    Se pueden poner unas gotitas de lubricante dentro del preservativo para que la cabeza del pene se deslice más cómodamente en él, lo cual aumentará los niveles de sensación. Incluso pueden emplear lubricantes con efecto de calor o frío para agregar nuevas sensaciones a su encuentro sexual.

    4. Prueben un anillo vibrador

    Hoy en día estos anillos están disponibles en todas partes, ni siquiera es necesario ir a un sex shop para comprarlos. Se trata de un anillo de plástico con un pequeño nódulo vibrante que se coloca en la base del condón, con el nódulo mirando hacia el clítoris para aumentar las sensaciones de ambos y recibir estimulación extra.

    5. En la variedad está el gusto

    Anímense a salirse de lo tradicional y experimentar con distintos tipos de condones. Entren online y deléitense con la amplia variedad. Para aumentar el placer pueden probar los texturizados. Los muy seguros de sus atributos pueden usar el Condometric, un divertido preservativo que señala el largo total del pene, para asombrar a su pareja con su tamaño.

    Los juguetones pueden entretener a sus parejas con distintos colores e incluso con preservativos que vienen con estampados divertidísimos que seguro les robarán alguna carcajada. También hay variedades fosforescentes que brillan en la oscuridad, como para dar todo un nuevo significado a la frase “show de luces”.

    También los más jocosos pueden probar los condones que vienen con cabecitas divertidas con formas de animales, objetos y hasta luces incorporadas. También están los condones musicales que pueden marcar el ritmo de sus encuentros. Y no se olviden de probar (literalmente) los condones saborizados.

    Leé la nota completa en tu High Class de enero 2014.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: